Durante la operación de control se realizarán intervenciones por aire, tierra y fluviales, través del río Malinowski. | Fuente: Foto: RPP Noticias

Patrullas conjuntas de la Policía Nacional del Perú y de las Fuerzas Armadas iniciaron la operación Mercurio 2019 contra la minería ilegal en la zona conocida como La Pampa, en la región Madre de Dios.

El general PNP Luis Vera, titular de la Dirección Nacional de Medio Ambiente de la Policía, explicó que esta operación, que consta de dos etapas, se desarrolla en el marco de una operación sin precedentes contra la minería ilegal en esta zona del país.

"Hoy (martes) se inicia la operación 'Mercurio'. Es una operación multisectorial para detener la minería ilegal. Las fuerzas ya están desplegadas", dijo a la prensa el general en una base militar en medio de la selva en la región Madre de Dios.

Explicó, además, que la primera etapa durará 14 días y será ejecutado en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata y comprenderá acciones contra la minería ilegal y delitos conexos, como el tráfico de drogas, trata de personas, explotación sexual, explotación laboral infantil, evasión de impuestos, entre otros.

En esta primera etapa, los miembros de las Fuerzas Armadas realizarán labores de apoyo como protección de locales públicos. Las personas rescatadas, víctimas de explotación laboral y sexual serán puestas a disposición del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) para garantizarles atención especializada.

Durante la operación de control se realizarán intervenciones por aire, tierra y fluviales, través del río Malinowski. | Fuente: RPP Noticias

La segunda etapa, llamada de consolidación, tendrá una duración de 6 meses y permitiría que la Policía Nacional se instale de manera permanente en la zona de La Pampa controlando las actividades de la zona, incluido el tránsito en la carretera.

En la operación participan 1,272 agentes de la Policía Nacional de 16 unidades especializadas de diversas partes del país; además de peritos de Criminalística y de la Unidad de Explosivos, 300 miembros de las Fuerzas Armadas, y 70 representantes de Ministerio Público.

La minería ilegal, principalmente de oro, en selvas y ríos, causó la pérdida de más de 9.000 hectáreas de bosques amazónicos el año pasado, pero además genera otras actividades ilícitas como la trata de personas, el tráfico de mercurio, sicariato y prostitución, según las autoridades.

Según informa la agencia AFP, los militares comenzaron a ser desplegados en puntos en helicópteros Puma y otras aeronaves para intentar detener la explotación minera en la zona de la Pampa, un área de Madre de Dios donde han sido devastadas unas 11.00 hectáreas, según las autoridades.

Con información de Andina

¿Qué opinas?