Hallaron degollado y quemado en su propia casa a un decorador piurano

Frank Curay Navarro (41) habría sido víctima de un crimen de odio. Tras varias horas detenido como sospechoso, un adolescente de 17 años confesó la autoría.
Frank Curay Navarro tenía 41 años. Se dedicaba a la decoración de eventos y también trabajaba como cantante de música criolla. | Fuente: Facebook

Le cortaron el cuello y quemaron su cuerpo. Frank Curay Navarro, de 41 años, fue hallado en esas condiciones la madrugada de este sábado en la casa que alquilaba en la ciudad de Piura. Aparentemente, se trataría de un crimen de odio. 

Tras la alerta de los vecinos, un grupo de la División de Investigación Criminal se acercó con un fiscal al lugar para registrar evidencias y ordenar el levantamiento del cadáver. El personal policial informó que Curay, quien se dedicaba a la decoración de eventos y a cantar música criolla en fiestas, fue degollado con una lata de aluminio. Posteriormente, el autor lo habría rociado con perfumes para prenderle fuego.

El autor confesó. Fueron los vecinos de la calle Ricardo Palma, en la urbanización Piura, quienes dieron la alerta a las autoridades cerca de la 1:00 a.m., tras detectar que una gran nube de humo salía de la vivienda. Según contaron, Curay Navarro se había mudado allí hace unos tres meses.

De acuerdo a fuentes policiales de RPP Noticias, un adolescente de 17 años, identificado con las iniciales S.A.R.G, confesó ser el responsable del hecho después de varias horas detenido. El sujeto ya pasó evaluaciones en el Departamento de Medicina Legal del Ministerio Público. Mientras tanto, los restos de la víctima son velados en la vivienda de su madre, en el asentamiento humano Santa Rosa, que se ubica en el distrito 26 de Octubre.

Según informó la Policía, el hecho ocurrió entre la noche del viernes y la madrugada del sábado. Alrededor de la 1:00 a.m. del sábado, los vecinos alertaron que de la casa salía humo. | Fuente: Facebook
El decorador se había mudado hace unos meses al inmueble de la calle Ricardo Palma, en la urbanización Piura. | Fuente: Eltiempo.pe
¿Qué opinas?