Foto: ANDINA
El obispo de la Diócesis de Cajamarca, monseñor José Carmelo Martínez Lázaro, afirmó que "es inminente" la suspensión del padre Marco Arana de la Iglesia Católica, por motivos políticos.

"Cuando lo crea oportuno emitiré un decreto, porque no tiene que pedirlo ninguna persona, sino que su suspensión es inminente. Últimamente no he conversado con él (Arana) porque está de viaje", precisó el obispo.

Martínez Lázaro reconoció que Arana lidera el movimiento político Tierra y Libertad, con el cual buscaría llegar a la presidencia del país.

"Cuando uno asume un compromiso con la Iglesia como siervo de Dios, lo hace a exclusividad, y si quiere ingresar a la política, por respeto, debería dejar el ejercicio sacerdotal, porque esas actividades no las apruebo y he hablado del tema con él varias veces", subrayó el obispo.

Según el concepto del prelado de la iglesia católica cajamarquina, ese alejamiento sería lo más prudente, aconsejable y normal,  según recoge el diario La República.

El monseñor indicó que si algún miembro de la diócesis, en las reuniones que con frecuencia sostienen, pide hablar del alejamiento de Marco Arana "lo trataremos".

Sobre las declaraciones de Arana que ratifican que no cederá a las presiones de la Iglesia, Martínez dijo desconocerlas y que falta decisión para que dé ese pasó partidario.