Foto: EFE

El primer milagro del beato Juan Pablo II, beatificado el domingo en la Ciudad del Vaticano, fue “extirpar la encarnación demoníaca del crimen y del odio”, opinó el presidente de la República, Alan García.

Tras participar en el inicio de obras de la Central Santa Teresa-Ccolpani, en el Cusco, el jefe del Estado consideró que la ubicación y posterior muerte de Osama bin Laden es una noticia que “debe complacer” al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

“He dicho que su primer milagro (del beato Juan Pablo II) ha sido extirpar de esta tierra a la encarnación demoníaca del crimen y del odio”, mencionó en referencia a la muerte del señalado líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

De igual modo, sostuvo que esta noticia “reivindica” al ex presidente George W. Bush, quien fue el que tomó la decisión de perseguir a Bin Laden “y continuar de manera paciente este trabajo que da sus frutos finalmente”.

“Esperemos que con la caída de su líder y sus mando principales, este grupo (Al Qaeda), que quería llevar el terrorismo a todo el mundo, pierda total importancia”, manifestó.

Según confirmó el presidente Barack Obama, el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden fue asesinado en una operación de comando realizada por militares estadounidenses en Pakistán, luego de una paciente labor de inteligencia.

-Andina-