César San Martín: Nadie me dictó sentencia contra Alberto Fujimori

En referencia a una denuncia que data del año 2010, el presidente del Poder Judicial reconoció que consultó con juristas vía mail, pero recordó que él no fue el único autor de la sentencia contra el expresidente.
Poder Judicial

En referencia a una denuncia que data del año 2010, el presidente del Poder Judicial, César San Martín, ratificó que nadie le "dictó" la sentencia de 25 años de prisión impuesta a Alberto Fujimori, en relación a correos que supuestamente dirigieron el fallo contra el expresidente, condenado por delitos de lesa humanidad.

Si bien San Martín ha reconocido que intercambió mails con el abogado peruano radicado en España Gonzalo del Río Labarthe y ha admitido que consultó con algunos juristas, recordó que en el megajuicio al exmandatario él no fue el único autor de la sentencia.

“Se ha querido pensar que es una violación a la ética, es algo absurdo porque primero yo no fui el único autor de la sentencia, en segundo lugar creo tener algo de experiencia, conocimientos, además tengo más de 30 años en el tema y nadie me va a dictar sentencias”, expresó el magistrado.

El titular de la Corte Suprema remarcó quela correspondencia existe pero no puede afirmar que sea tal cual la publicada -en su momento- en los medios de comunicación.

Asimismo, aseguró que en los controvertidos correos electrónicos donde presuntamente le señalan la sanción de Fujimori Fujimori, “no hay coincidencia alguna con la resolución final”.

“Yo no sé si esos mails son exactamente los mismos que me dirigieron o dirigí, porque yo no tengo el original. No tenía porqué guardarlos. Se trataba de un primer alcance antes que el juicio se inicie. Preguntar a personas que se encontraban en una universidad en la que yo he hecho instancias de investigación y por intermedio de mi discípulo (Gonzalo del Río) que se encontraba le dije que se fije en la acusación y que por favor me hagan un estudio para ver qué encuentran en el tema”, explicó en el matutino de Frecuencia Latina.