La embajadora de Estados Unidos en nuestro país Rose M. Likins dijo que su país no tiene planeado pedir la extradición del terrorista Artemio por delitos de narcotráfico.

Manifestó que la recompensa económica ofrecida por el país del norte por la captura del narcoterrorista, será entregada a los civiles que colaboraron en esa tarea.

Afirmó que la entrega del dinero -que fue fijada en 5 millones de dólares- se hará con las reservas del caso para mantener segura la identidad de los informantes. 

Likins, brindó estas declaraciones luego de asistir a la misa que recordó el crimen de la dirgente popular María Elena Moyano ocurrido hace 20 años a manos de elementos de Sendero Luminoso.