Espionaje para Chile fue ´Inteligencia delivery´, indican

Ex director de la Escuela de Inteligencia Nacional, Andrés Gómez afirmó que por este sistema se transfería información de la FAP sobre Argentina y Bolivia.
Foto: RPP
En base a la información publicada en medios chilenos sobre el caso del espía peruano, Víctor Ariza a favor de Chile, el analista militar Andrés Gómez de La Torre considera que fue una suerte de "Inteligencia delivery" donde Chile además pidió la información que se manejaba en la Fuerza Aérea del Perú sobre sus contrapartes de Argentina y Bolivia, a través de las conferencias bilaterales.

"Resulta ahora que era una especie de "Inteligencia delivery", una Inteligencia a pedido, porque parte de las exigencias de la contraparte chilena, al espía Ariza era que se le transfiere información sobre qué teníamos nosotros sobre otros países".
 
Consideró que debería haber una explicación como respuesta de Chile además a los otros países también implicados; en un tema que "El Mercurio", diario de ese país, denomina "chapucerías".

"Lo que yo veo es una política diletante, una política un poco errática de nuestra contraparte del sur, de no aceptar los hechos.  Yo creo que Chile debe volver al año 1978 y debe por lo menos darnos una explicación así como fue la "misión Brady", del año 1979, en la que este general vino a entrevistarse con el entonces ministro de guerra peruano (Guillermo) Arbulú Galliani, para darnos una mínima satisfacción y porque además va a tener que revisar y reorientar sus relaciones en el ámbito militar con Bolivia y Argentina porque esta aparente "luna de miel" se ve complicada por esta medida de poca confianza de tener información de Bolivia a través del Perú", dijo.

El ex director de la Escuela de Inteligencia Nacional expresó que debe repotenciarse el Servicio de Inteligencia en el país tras el "Síndrome de Montesinos", incidiendo en recuperar la mística de la organización.