La excongresista Nancy Obregón le deseó mucha suerte al presidente de la República, Ollanta Humala, cuyo partido la llevó en sus filas y gracias a lo cual consiguió un escaño en el Parlamento Nacional.

"Le deseo mucha suerte", expresó Obregón a la prensa, una vez que concluyó la diligencia en la que fue condenada a 50 jornadas de trabajo comunitario y al pago de una reparación civil de 300 soles en favor del fotógrafo de Perú21 David Vexelman, a quien agredió en mayo del 2012.

La exdirigenta cocalera también ratificó que es inocente del proceso que se le sigue por sus presuntos vínculos con el narcotráfico y el terrorismo.

"Soy Nancy Obregón Peralta, no soy narcotraficante ni terrorista, no podría someterme a ningún beneficio de colaboración eficaz. Soy inocente, esto es una patraña, una cuestión política", enfatizó.

En los exteriores de la Sala de Audiencias del Penal de Mujeres de Chorrillos, Rado Meza, abogado de la exparlamentaria, quien está presa en dicha cárcel, dijo que evaluará con su defendida si interponen un recurso de apelación por la condena que este viernes se le impuso. No obstante, adelantó que al parecer Obregón está satisfecha con la sentencia.