Nuevos indicios: claves para entender el presunto plagio de tesis de Pedro Castillo y su esposa Lilia Paredes

El domingo pasado se supo que Karelim López reveló a la Fiscalía nuevos datos sobre la tesis de la pareja presidencial que implican al exasesor Bruno Pacheco y a César Acuña. Con una investigación fiscal en curso, el caso tiene nuevas incógnitas; mientras que el Presidente aún no termina de aclarar la situación.

Nuevos indicios en caso de la tesis de maestría de la pareja presidencial
Nuevos indicios en caso de la tesis de maestría de la pareja presidencial | Fuente: Composición RPP

El caso del presunto plagio cometido por el presidente de la República, Pedro Castillo, y la primera dama, Lilia Paredes, en su tesis de maestría, parece sumar nuevos indicios con las revelaciones periodísticas emitidas ayer.

Según el dominical Panorama, la colaboradora eficaz Karelim López afirmó ante la Fiscalía que el “trámite” del título del Presidente estuvo a cargo del exasesor presidencial Bruno Pacheco, actualmente prófugo de la justicia. Además, involucró en el caso al fundador de la Universidad César Vallejo (UCV), César Acuña. 

El factor Karelim

Según declaraciones de la empresaria realizadas el pasado 10 de marzo ante la fiscal Luz Taquire, Bruno Pacheco se encargó del “trámite” de la maestría de la pareja presidencial pese a que “nunca asistieron a clases”.

“Bruno Pacheco me contó que hay un tema relacionado a las maestrías con la Universidad César Vallejo. Bruno Pacheco tramitó la maestría del Presidente de la República […] Nunca ha asistido a las clases, pero les iba a salir el título”, reveló en su declaración.

A ello, López añadió que esta situación sería parte de un “pacto” con César Acuña, fundador de la UCV y del partido político Alianza para el Progreso (APP).

“Todo eso por salir está en trámite, relacionado a documentos falsos del presidente. Era un pacto con César Acuña”, afirmó ante la Fiscalía.

Vale decir que Karelim López ya había adelantado conocer estos supuestos hechos el 01 de mayo, en una entrevista en Panorama, cuando mencionó que, en sus declaraciones a las autoridades, se había referido a la tesis de maestría del presidente Castillo, pero que no podía brindar mayores detalles del tema.

César Acuña y la UCV

Ante estas revelaciones, César Acuña, a través de Twitter, desmintió haber tenido participación en los hechos y acusó a Karelim López de “especular y mentir” sobre el tema.

“Desmiento rotundamente que haya tenido algún tipo de participación en el grado obtenido por Pedro Castillo en el 2012 y no el 2021 como afirma irresponsablemente Karelim López […] Especular y mentir sobre ese tema con el único afán de conseguir beneficios penitenciarios es atentar contra la misma lucha contra la corrupción”, señaló el líder de APP.

 

Al comunicado de Acuña, se sumaron las declaraciones de Luis Valdez, secretario general de APP, quien negó que el líder de su Partido conozca a Bruno Pacheco.

“César Acuña no conoce al señor Bruno Pacheco, nunca se han reunido, nunca han conversado ni el señor Bruno Pacheco ha tenido contacto siquiera con algún contacto con algún servidor o académico de la universidad”, afirmó en un programa dominical.

Cabe recordar que, respecto al presunto plagio de la tesis presentada en 2011 por la actual pareja presidencial, el Consejo Universitario de la UCV señaló en un comunicado que una “comisión” se encargaría de “evaluar” dicho trabajo académico.

“El Consejo Universitario de la UCV, en su sesión ordinario del día 2 de mayo de 2022, acordó designar una comisión que evalúe el referido trabajo de investigación. Con los resultados obtenidos se adoptarán las acciones que correspondan” se lee en su publicación difundida la semana pasada.

 

Resistencias a la prensa

Ante este ánimo de investigación de la UCV, llama la atención, las declaraciones realizadas el domingo pasado a El Comercio por la periodista Rosana Cueva, directora de Panorama, quien reveló que esa casa de estudios se habría “resistido” a entregar la tesis en cuestión a los periodistas.

Hubo una resistencia. Cuando nos la hicieron llegar, un jueves o viernes, fue en un programa que no permitía imprimir, ni guardar como PDF, ni como Word, con unos candados y códigos que había que poner en cada página que uno iba viendo. O sea, era como para demorarse un mes”, declaró la periodista.

También subrayó que, desde el Ejecutivo, tampoco se dio mayor información del caso a los periodistas ya que se pusieron "los mismos obstáculos de siempre. No contestan el teléfono, hubo llamadas constantes de la gente de producción”.

Por otro lado, señaló un posible conflicto interno en la UCV a raíz de un tweet publicado por Beatriz Merino, presidenta ejecutiva de esa universidad.

“A mí, lo que me revela el tuit de Merino es que hubo un conflicto interno. Ahora estamos esperando una investigación que se supone que dura 15 días hábiles, pero sabemos cómo se manejan esos plazos. Hay muchísimas explicaciones que nos tienen que dar”, refirió.

Otros involucrados

El día de ayer, Panorama también difundió las declaraciones de Gerardo Gaitán, uno de los supuestos asesores del cuestionado trabajo académico del presidente Castillo, quien ha revelado que no participó como asesor de la tesis en cuestión.

“Quien habla no ha participado como asesor de esta tesis, yo he sido profesor de un curso y el profesor no es el asesor. Cómo voy a ser asesor, sería un asesor informal y el asesor informal no tiene ningún valor”, reveló.

Asimismo, el pasado viernes, el programa “24 horas” informó que una de las presuntas víctimas del plagio que se habría cometido es el catedrático Edmundo Arévalo Luna, un reconocido psicólogo e investigador académico, quien fue docente de la UCV hasta el año 2005.

Según la información, el psicólogo ancashino ha denunciado ser uno de los autores plagiados en la tesis del presidente Pedro Castillo y su esposa.

Descargos del Presidente

El único descargo que ha realizado el presidente de la República ante estas acusaciones fue realizado el miércoles pasado en un comunicado.

“Desmiento cualquier acto irregular. El trabajo de tesis fue validado con los estándares de calidad educativa respectivos. La investigación contó con un asesor y fue sustentada ante los integrantes de un jurado calificador, que posteriormente me otorgó el grado correspondiente”, refiere el pronunciamiento difundido en redes sociales.

 

También, el día de ayer en Panorama, el ministro de Cultura, Alejandro Salas, afirmó que el Presidente “quiere que se investigue todos estos hechos” y dijo no creer que César Acuña tuviera algo que ver en el caso.

No creo que el señor César Acuña tenga algo que ver acá. Yo a Karelim López, por todo lo que le he escuchado, desde ya te puedo decir que toda su declaración como colaboradora eficaz es algo que está viciado” refirió.

En ese sentido, descalificó lo afirmado por López y deslizó que en sus declaraciones habrían “coincidencias sospechosas”

“Estamos escuchando a una señora que baila al ritmo de la música. Cada tema que hay ya lo sabía. Es una coincidencia sospechosa”, señaló.

Habla Bruno Pacheco

Quien también se ha pronunciado ante estas nuevas revelaciones ha sido Bruno Pacheco. Anoche, el exasesor presidencial, a través de Twitter, señaló que se le acusa de delitos que no ha cometido, y denunció “una campaña políticamente dirigida”

“Esto es algo insólito, solo concebible por la politización de la JUSTICIA. Me acusan de delitos que no he cometido. Estoy dispuesto a colaborar con una justicia JUSTA y dentro del Estado de Derecho. Voy a defenderme y nunca me someteré a una campaña políticamente dirigida”, señaló en un tweet.

Investigación en curso

Luego de conocerse el presunto plagio en más de 54% de la tesis de maestría de la pareja presidencial, la Fiscalía Provincial Mixta de Tacabamba, en Cajamarca, dispuso el jueves pasado, el inicio de las investigaciones por los delitos de plagio agravado, falsedad genérica y cobro indebido en perjuicio del Estado en contra de Pedro Castillo y Lilia Paredes.

Vale decir que el delito de plagio o “violaciones autorales” está comprendido en el artículo 219 del Código Penal, que establece una pena privativa de la libertad “no menor de cuatro ni mayor de ocho años” en caso se “difunda una obra como propia, en todo o en parte, copiándola o reproduciéndola textualmente, o tratando de disimular la copia mediante ciertas alteraciones, atribuyéndose o atribuyendo a otro, la autoría o titularidad ajena”.

Esta investigación fiscal al presidente Castillo se añade a la dispuesta en enero pasado por la entonces fiscal de la Nación, Zoraida Avalos. En esa ocasión, se dispuso investigar la presunta comisión de los delitos contra la administración pública (tráfico de influencias agravado, en su calidad de autor) y colusión (en calidad de partícipe), en agravio del Estado.