El caso del líder opositor venezolano Manuel Rosales, quien pidió asilo en nuestro país, es claramente político, afirmó su abogado Javier Valle Riestra.

Dijo que este caso se forjó "artificiosamente" porque Rosales fue un candidato opositor "fuertísimo" contra el actual presidente de Venezuela Hugo Chávez, y que tiene posibilidad de hacerlo ulteriormente.
.
"No solo es amparable, asilable el delito político, sino el delito formalmente común para un  perseguido con intencionalidad política", explicó el jurista peruano.

En relación a que Rosales sostiene ser un perseguido político, argumentó que Chávez tiene una mente militarista "que busca erradicar y barrer cualquier clase de oposición de cualquier clase de barbaridades que vicien el procedimiento".

"Te voy a meter preso, lo voy a desaparecer. Estoy decidido", dijo al recordar las palabras del mandatario venezolano.

Comentó que la acusación contra el líder del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) es una acusación que no se refiere a su función pública, sino a que "en determinadas declaraciones cometió errores que daba un lugar a un desbalance de 60 mil dólares no 60 millones de dólares".

Explicó que el caso fue archivado pero por intervención de Hugo Chávez fue reabierto.

Finalmente, explicó que será el presidente Alan García quien decida si se concede o no el asilo político a Manuel Rosales, previo informe de una comisión evaluadora.

Manuel Rosales, actual alcalde de Maracaibo y ex gobernador del estado de Zuila, llegó a Lima tras decidir no presentarse este lunes a la audiencia preliminar por un caso de presunta corrupción a la que estaba convocado en un tribunal de Caracas. El actual alcalde de Maracaibo justificó su actitud al declararse un perseguido político.