El asilo político solicitado por el opositor venezolano Manuel Rosales tardará en resolverse aproximadamente dos meses, tiempo en el cual el gobierno peruano estudiará el caso, consideró el abogado Javier Valle Riestra.

 

"El plazo no esta fijado en la ley, calculo que será en dos meses puede ser menos o más tiempo (…) una resolución precipitada puede ser nociva, pero nuestro objetivo es el asilo", indicó en conferencia.

 

Aclaró que desde el momento en que el gobierno peruano recibió la solicitud de asilo, no proceden futuros pedidos de extradición contra el líder opositor y alcalde de la ciudad de Maracaibo.

 

Añadió que mientras Rosales esté en el país tendrá que acudir a dar su manifestación en las instancias correspondientes y no podrá realizar declaraciones de tono político mientras dure el proceso presentado ante el Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

Valle Riestra precisó que no representa en este caso la posición del partido aprista o del Congreso de la República, sino que actúa en su condición de abogado.

 

Afirmó que este pedido de ninguna manera significa un rechazo al gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez.