Meléndez - Cisneros
El legislador Fernando Meléndez dijo que no se puede caer en el juego del intérprete. | Fuente: Andina / Facebook: Richard Cisneros

El parlamentario de Alianza para el Progreso (APP), Fernando Meléndez, solicitó este miércoles ante Comisión de Fiscalización del Congreso que la citación para el viernes de Richard Cisneros, más conocido como 'Richard Swing', sea por videoconferencia y no presencial para evitar un “show mediático”.

El pedido fue planteado mediante un oficio ante el titular de ese grupo de trabajo, Edgar Alarcón, durante la sesión de este lunes. Según explicó el legislador en su intervención, no se puede caer en el “juego” de Cisneros de generar un show mediático, en referencia a las declaraciones del intérprete que fueron difundidas por un dominical.

“El oficio responde a un tema de fortalecer a la comisión. Como ya se ha difundido en muchos medios, algunas declaraciones que ha dado, el señor Cisneros busca hacer un show mediático este viernes. Nosotros no vamos a caer en un juego de un personaje que por cierto tendría vínculos directos al parecer con el presidente de la República”, indicó Meléndez.

Citación presencial

El pasado domingo 31 de mayo ‘Richard Swing’ causó polémica luego de que el dominical Panorama difundiera el extracto de una conversación en la que el intérprete alardeaba de la renuncia de la exministra Sonia Guillén. Incluso comentó que, cuando fuera a declarar al Congreso, lograría  captar la atención total de la prensa.

Este miércoles por la mañana el presidente de ese grupo de trabajo, Edgar Alarcón, confirmó a RPP Noticias la asistencia de Cisneros a la sesión del viernes. Agregó que la sesión será presencial “con todas las condiciones de seguridad”.

Además, indicó que la exministra de Cultura, Patricia Balbuena, también asistiría a dar su declaración, mientras que la extitular de ese sector, Sonia Guillén, haría lo propio vía teleconferencia.

Contratos e investigaciones 

La citación a Cisneros y las exministras se da luego de que se conociera que obtuvo desde 2018 una serie de contratos con el Ministerio de Cultura hasta por S/ 175 400. Estos contratos se dieron durante seis gestiones de ministros en ese sector empezando con Patricia Balbuena hasta su fin con Sonia Guillén.

Además de la investigación que sigue la Comisión de Fiscalización al caso y las críticas que provocó contra el Gobierno, el Ministerio Público inició una investigación preliminar y ya realizó diversas diligencias en la vivienda de Cisneros, el Ministerio de Cultura y Palacio de Gobierno.

Incluso el procurador Amado Enco pidió a la Fiscalía interrogar como testigo al presidente de la República, Martín Vizcarra, quien públicamente admitió conocer al intérprete desde la campaña presidencial de Peruanos por el Kambio, pero negó haberlo ofrecido para un cargo público.