Ejecutivo y Legislativo
El año 2021 ha estado marcado por el enfrentamiento entre Ejecutivo y Legislativo. El 2022 no promete muchos cambios al respecto. | Fuente: Andina

Luego de un convulsionado 2021, las proyecciones políticas para el 2022 no son necesariamente las mejores. Uno de los aspectos más importantes que se espera del gobierno de Pedro Castillo es que fortalezca el ejercicio de transparencia.

Esto implica, entre otras cosas, no solo comunicarse de manera oportuna y clara, sino facilitar el acceso a la información pública. "La plataforma Vigilantes, que es una iniciativa de vigilancia ciudadana desde la sociedad civil, ha difundido los resultados de los primeros 120 días del gobierno de Pedro Castillo y una de las alertas de riesgo muy grave son las referidas a la libertad de prensa y la lucha contra la corrupción. Es muy importante que nuestras autoridades presten atención a estos temas", sostiene Cynthia Cienfuegos, asociada de Transparencia.

La también gestora cultural agrega que otro de los temas importantes a tener en cuenta tiene que ser la lucha anticorrupción, sobre todo relacionada con las próximas Elecciones Regionales y Municipales 2022 (que no tendrán elecciones primarias por decisión del Congreso). "El 2022 es un año electoral. Las medidas y acciones que tomen en adelante nuestras autoridades del Legislativo y Ejecutivo van a tener una gran repercusión en este proceso electoral y la agenda pública".

 

 

 

Ejecutivo vs. Legislativo

El año que se acaba ha estado marcado por un claro enfrentamiento entre Ejecutivo y Legislativo. Si bien el gobierno debe empezar a tomar mejores decisiones y aclarar varios cuestionamientos, el Congreso también debe poner de su parte. En esa línea declara el analista político Gianfranco Vigo. "Desde el Congreso deben ser más conscientes de que los peruanos estamos hartos de la confrontación, de la pelea política, de la pequeña diatriba de calle defendiendo solamente intereses particulares. Necesitamos que ambos poderes se sienten a conversar y generar consensos y eso requiere de una mejor actitud de ambos poderes".

Gianfranco Vigo, profesional de Cajamarca, señaló además que para el 2022 necesitamos aclaraciones y mejores decisiones por parte del Ejecutivo. "[Necesitamos] un presidente más transparente, más dispuesto a rendir cuentas y dispuesto a aclarar a la población aquello que ha venido golpeando a su gestión, las denuncias de supuesta corrupción que deben ser aclaradas. No con gestos, sino con hechos concretos, necesitamos explicaciones", sostiene.

En ese sentido, la politóloga de 50+1, Macarena Costa, señala que es posible adelantar que el 2022 no va a ser un año estable. "Para el Ejecutivo va a ser muy difícil dar batalla en el Congreso y lograr un voto cohesionado del oficialismo. Va a tener que negociar y hacer concesiones con las diferentes facciones del oficialismo que ya están surgiendo. Es decir, el Ejecutivo [en algunos temas] no va a poder contar con los votos de su propia bancada, va a tener que negociar. Y si no lo logra, se va a jugar su propia permanencia en el poder".

"El fantasma de la vacancia"

En el 2022 el oficialismo deberá seguir luchando por su continuidad en el poder, sostienen los especialistas. Sobre todo después de enfrentar una primera moción de vacancia en el Legislativo

En este contexto, el analista político Fernando Tincopa comenta que la inminente resolución de casos como los Dinámicos del Centro o la investigación a Karelim López por sus visitas al pasaje Sarratea, podrían ser disparadores de nuevos procesos en el Congreso. "El fantasma de la vacancia va a estar presente el próximo año y eso conllevará a que el Ejecutivo refuerce su relación con Perú Libre como una forma de asegurar su subsistencia y si el gobierno opta por tomar esa agenda y se muestra más radical, es probable que veamos a un Ejecutivo pasar de la defensa al ataque y usar la polarización como una forma discursiva de sostener a un gobierno más desgastado y de futuro incierto", sostiene el analista del Centro Wiñaq.

Los especialistas coinciden en que la polarización se incrementará en un año que nuevamente será político con las Elecciones Regionales y Municipales. Sigue estando en manos del Ejecutivo y el Legislativo aclarar las críticas y trabajar juntos en favor de todos los peruanos durante el 2022.