Vela sobre interrogatorio a Barata: “Tenemos la expectativa de que se desarrolle sin contratiempos”

Los fiscasles Rafael Vela, jefe del Equipo Especial Lava Jato, y José Domingo Pérez participan este miércoles en la primera jornada de interrogatorios a exdirectivos de Odebrecht. Esperan que estos revelen los nombres detrás de los ‘codinomes’ para determinar qué funcionarios o empresarios recibieron dinero de la empresa brasileña.

Los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez a su llegada a la sede de la Procuraduría en Curitiba.
Los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez a su llegada a la sede de la Procuraduría en Curitiba. | Fuente: EFE

El Equipo Especial Lava Jato de la Fiscalía del Perú inició este miércoles en Curitiba, Brasil, una nueva fase de interrogatorios al exjefe de Odebrecht en Perú Jorge Barata, quien deberá identificar los nombres detrás de unos 71 ‘codinomes’ que manejaba la empresa en sus servidores como registro de los personajes a los que dieron dinero. "Tenemos la expectativa de que la diligencia se desarrolle sin contratiempos y seamos capaces de obtener la mayor cantidad de información posible conforme se ha especificado", dijo el fiscal Rafael Vela a su llegada a la sede regional de la Procuraduría Regional, donde se lleva a cabo el interrogatorio.

De acuerdo con Rafael Vela, la identificación de personas que fueron anotadas en la lista tan solo por seudónimos "es parte efectiva de la información que ha sido entregada y la diligencia tiene específicamente varias cuestiones estratégicas logísticas. La decodificación es una de las prioridades, pero no la única". Jorge Barata y los exejecutivos de la compañía Eleuberto Martorelli y Marko Antonio Harasic Angulo deberán identificar por lo menos 71 seudónimos que aparecen en una lista de "caja 2", conocida como División de Operaciones Estructuradas de la constructora, que Odebrecht usaba para el presunto pago de coimas.

Rafael Vela, quien comandará los interrogatorios que se extenderán hasta el viernes en Curitiba, reiteró que el trabajo de los tres días de diligencias se realiza "sobre la base de una planilla que la empresa Odebrecht, en cumplimiento de sus obligaciones como colaborador eficaz, entregó al fiscal José Domingo Pérez". Los interrogatorios a Jorge Barata, Eleuberto Martorelli y Marko Harasic Angulo serán acompañados por sus abogados de defensa y los de Odebrecht debido a que los implicados tienen también un acuerdo de colaboración con la Justicia brasileña para reducción de penas.

"Es una diligencia reservada dentro de la ejecución del acuerdo de colaboración eficaz homologado en Perú bajo estricta supervisión de la procuraduría federal brasileña considerando que la empresa Odebrecht y Jorge Barata son delatores premiados en Brasil", señaló Rafael Vela, acompañado por los fiscales José Domingo Pérez y Germán Juárez Atoche. Además de ellos, desde Lima viajó a Brasil el procurador para el caso Lava Jato en Perú, Jorge Ramírez, quien declaró que su presencia es para "garantizar el cumplimiento del acuerdo de colaboración eficaz con Odebrecht" y la posterior reparación civil a favor del Estado peruano.

Los fiscales Rafael Vela, José Domingo Pérez y Germán Juárez Atoche a su llegada  al sede de la Procuraduría de Brasil en Curitiba.
Los fiscales Rafael Vela, José Domingo Pérez y Germán Juárez Atoche a su llegada al sede de la Procuraduría de Brasil en Curitiba. | Fuente: EFE

Interrogatorio en medio de la crisis política

El pasado 16 de febrero los fiscales peruanos firmaron en Sao Paulo un acuerdo en el que Odebrecht se comprometió a entregar documentos "valiosos" y a pagar 610 millones de soles peruanos (unos 185 millones de dólares) al Estado peruano como compensación por los sobornos realizados. Según el equipo interrogador, Jorge Barata se comprometió a "colaborar" a pesar de la situación política compleja que vive Perú.

El presidente peruano Martín Vizcarra ordenó el lunes la disolución del Congreso y anunció que la elección del nuevo Parlamento será el 26 de enero del 2020, dentro de cuatro meses, tal como lo estipula la Constitución en este tipo de casos. El Congreso, dominado por el fujimorismo y sus aliados de derecha y extrema derecha, respondió en rebeldía y acusó al mandatario de violar la Constitución por haber disuelto indebidamente la Cámara y suspendió a Vizcarra por "incapacidad moral".

En lugar de Martín Vizcarra, una parte del disuelto Congreso, nombró en su lugar a la vicepresidenta Mercedes Aráoz como "presidenta en funciones", quien después de juramentar decidió renunciar al cargo y abogó por una convocatoria urgente de elecciones generales. Se sospecha que entre varios de los 71 seudónimos corresponden a congresistas del disuelto Legislativo, incluso de algunos que pretendieron en las últimas horas salir del país andino. EFE