Telegram comenzará a cambiar condiciones dentro de su plataforma
Telegram comenzará a cambiar condiciones dentro de su plataforma | Fuente: Unsplash | Fotógrafo: Christian Wiediger

Que un proyecto tecnológico logre el éxito, no necesariamente es una buena noticia. Si bien existe expectativa sobre los nuevos pasos de una innovación, los sobrecostos añadidos al crecimiento escalado de estos modelos pueden ser una estocada mortal a la que pocos sobreviven. Telegram acaba de darse cuenta de eso, y el cambio de condiciones estará muy cerca, y podría no gustarles a todos.

Un comunicado publicado por Pavel Durov, CEO y fundador de la firma, señala algunas de las nuevas condiciones que Telegram aplicará a sus usuarios para enfrentar esta tasa de crecimiento:

“Durante la mayor parte de la historia de Telegram, pagué los gastos de la empresa con mis ahorros personales. Sin embargo, con su crecimiento actual, Telegram está en camino de llegar a miles de millones de usuarios y requerir la financiación adecuada. Cuando un proyecto tecnológico alcanza esta escala, generalmente hay dos opciones: comenzar a ganar dinero para cubrir los costos o vender la empresa”, señala Durov en su manifiesto.

En resumen, el post reafirma algunas de las decisiones que la firma tecnológica tomará para escalar de manera eficiente el modelo de negocio sin afectar tanto a la base de usuarios.

Para empezar, Durov reafirma que no venderá Telegram y que su desarrollo se mantendrá independiente, a diferencia de WhatsApp y su rol dentro de Facebook. Por otro lado, ratifica su compromiso con el desarrollo del servicio, que ya lleva más de 8 años presente en el mercado de apps para comunicaciones.

Sin embargo, esta idea no podría ser posible sin modificar algunas partes del modelo de negocio para generar ingresos, y sin perjudicar al usuario gratuito con esta decisión: “Todas las funciones que actualmente son gratuitas seguirán siendo gratuitas”, añade Durov. “Agregaremos algunas características nuevas para equipos comerciales o usuarios avanzados. Algunas de estas funciones requerirán más recursos y serán pagadas por estos usuarios premium. Los usuarios habituales podrán seguir disfrutando de Telegram, gratis, para siempre”.

Entonces ¿quién paga? Pues Telegram ha definido añadir funciones de pago para usuarios que puedan suscribirse a un servicio con más acceso: “Por ejemplo, si monetizamos grandes canales públicos uno a varios a través de la plataforma publicitaria, los propietarios de estos canales recibirán tráfico gratuito en proporción a su tamaño. O, si Telegram presenta calcomanías premium con características expresivas adicionales, los artistas que hacen calcomanías de este nuevo tipo también obtendrán una parte de las ganancias”, dice Durov.

El nuevo sustento de Telegram podría ser, entonces, las comunidades más grandes. Los riesgos señalados por Durov pasan por el nivel de intrusión que estas soluciones publicitarias pueden tener en el uso regular de la aplicación: “Arreglaremos este problema mediante la introducción de nuestra propia plataforma publicitaria para canales públicos de uno a muchos, una que sea fácil de usar, respete la privacidad y nos permita cubrir los costos de los servidores y el tráfico”.