Google Cloud Oracle
Las bases de datos de Google Cloud y Oracle en Reino Unido sufrieron desperfecto por culpa de la ola de calor extrema que azota al país. | Fuente: Unsplash/Composición

El intenso clima que actualmente se registra en algunos países del mundo ha provocado nuevas eventualidades, pero esta vez no en personas sino en máquinas de Google Cloud y Oracle. Los servidores de las firmas tecnológicas en Reino Unido sufrieron cortes el pasado martes, 18 de julio, debido a la intensa ola de calor que se registró en el país, la cual alcanzó los 40 grados centígrados.

En la página oficial de Google Cloud, la compañía indicó que uno de sus centros de datos con sede en esta nación experimentó un apagón inesperado por un “fallo relacionado con la refrigeración”. “Esto causó un fallo parcial de la capacidad en esa zona, lo que llevó a la terminación de VM [máquinas virtuales] y a la pérdida de máquinas para un pequeño conjunto de nuestros clientes”, dijo Google añadiendo que también ha apagado algunas de sus máquinas para que los daños cesen.

Oracle no se salva de la ola de calor

Tal como reportaron luego los portales The Register y Bleeping Computer, Oracle envió un mensaje similar a sus clientes y usuarios. No obstante, en su página de estado se aprecia como la firma cita directamente a las “temperaturas intempestivas” en el Reino Unido como causa de los desperfectos en sus dispositivos.

La compañía tuvo que apagar algunos de sus equipos para evitar más fallos o daños tanto en las máquinas como en sus sistemas a primera hora del pasado 19 de julio, pero en su última actualización, Oracle mencionó que ya está restaurando su servicio lentamente. “Las temperaturas en el centro de datos han alcanzado niveles viables pero todavía estamos trabajando para reparar el sistema de refrigeración”, mencionó.

El calor extremo se cierne sobre el Reino Unido

Si bien por ahora no se tiene una estimación real de cuántos son los usuarios afectados por estos fallos, estas mismas podrían terminar causando más problemas a las personas que usan Oracle y Google Cloud para alojar sus páginas web, ya que son dos de los servidores más usados para este tipo de tarea.

The Verge señala que la infraestructura del Reino Unido no está en condiciones de soportar niveles extremos de calor dado que estos son sumamente extraños para el territorio incluso en verano. Además de provocar estas complicaciones en las bases de datos de las firmas tecnológicas, el clima también interrumpió los viajes en todo el país, derritió la pista de aterrizaje del Aeropuerto de Luton en Londres y hasta causó que las vías férreas se doblaran y rompieran.

Otros efectos de la ola de calor extrema incluye a los incendios forestales que se suscitaron en Londres, Kent, Cornualles y Pembrokeshire.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.