Uso de cámaras en departamentos en alquiler causa controversia. | Fuente: iStock | Fotógrafo: scyther5

Airbnb ha reemplazado los hoteles para muchas personas. El servicio de alojamiento tiene más de 5 millones de propiedades en lista y está presente en 81 mil ciudades. Una reciente denuncia pone en cuestionamiento qué tanta privacidad pueden tener sus usuarios.

Jeffrey Bigham, un profesor universitario de ciencias de la computación, encontró dos cámaras de seguridad en un departamento que alquiló para pasar Año Nuevo con su familia vía la aplicación en Seattle, Estados Unidos.

En un principio Airbnb exige a los propietarios que informen de antemano de las cámaras de seguridad. También prohíbe que se instalen en dormitorios y baños.

La publicación de la propiedad que Bigham alquiló advertía de una cámara en la entrada, algo común en Airbnb. Tras un día de estar hospedado, descubrió una segunda cámara en la sala.

“Estaba impactado e inmediatamente las desconecté (las cámaras). No creo que hayamos hecho nada raro frente a ellas, pero es probable que mi hijo de dos años haya corrido desnudo frente a esta cámara”, escribió en su blog.

Bigham contactó a Airbnb, que en un principio indicó que el propietario había informado de las cámaras. En una de las 20 fotos usadas para publicitar el departamento aparece la cámara, aunque es difícil de notar.

¿Ven la cámara? Está en la esquina superior izquierda. | Fuente: Airbnb

El propietario escribió al profesor universitario: “Desmantelaste nuestro sistema de seguridad luego de que Airbnb rechazó tu reclamo. ¿Qué estabas intentando ocultar?”.

Luego de que publicó la historia en su blog y tuvo acogida en medios estadounidenses, Airbnb cambió su postura y se disculpó.

“La privacidad y seguridad de nuestra comunidad es nuestra prioridad. La manera en que manejamos la situación en el principio no estuvo a la altura de los altos estándares que nos imponemos a nosotros mismos”, indicó la compañía en declaraciones a Digital Trends.

La compañía reembolsó a Bigham y el propietario ya no es parte de Airbnb.

No es el primer caso donde la privacidad ha sido violada. En Toronto, Canadá, un hombre encontró una cámara escondida en un reloj despertador. | Fuente: Dougie Hamilton
¿Qué opinas?