Un grupo de físicos chinos ha conseguido teletransportar, a casi 100 km. de distancia y a través del aire, el estado cuántico de un fotón, multiplicando por más de cien el récord anterior.

La teleportación cuántica no consiste en transportar instantáneamente objetos, sino de transferir el "estado" de una o varias partículas, la esencia de la materia, de un lugar a otro, sin necesidad de enviar físicamente la partícula a través del espacio.

Este gran avance es posible gracias al "entrelazamiento cuántico", una extraña y poco comprendida propiedad de las partículas subatómicas que permite que dos partículas unan sus destinos de tal forma que cualquier cambio de estado que se produzca en una de ellas se refleje de forma instantánea también en la otra, sin importar la distancia que les separe.

La forma en que permanecen “juntas” no puede explicarse por medio de la física clásica, es por ello que los expertos llevan ya dos décadas de estudio de esta extraordinaria capacidad de las partículas, según indica el site del ABC.

Sin dudad, el aprovechamiento, de propiedades de la materia que escapan por completo a las leyes que rigen en el mundo macroscópico en el que vivimos, revolucionarán el campo de las telecomunicaciones y la industria informática.