Suidobashi Heavy Industry

Una de los sueños más ansiados de los fanáticos de la ciencia ficción japoneses se hizo realidad con la presentación del robot pilitable Kuratas, un robot que permite a una persona manejar al coloso desde su interior.

Conocidos en Japón como "mecha" (termino utilizado generalmente para describir robots humanoides de grandes proporciones y con fines bélicos), Kuratas, cuenta con un armamento que le permite lanzar diversos proyectiles que no hacen daño al ser humano, aunque a primera vista parezca lo contrario.

Este robot de fue fabricado por la Suidobashi Heavy Industry, logrando construir un equipo de 4.4 toneladas, 3,9 metros de alto y un precio introductorio de US$1.35 millones de dólares.

Por este dinero, el comprador contará con un mecanismo que puede mover su torso, brazos y piernas rodantes. Además, podrá disparar botellas de agua, fuegos artificiales así como su arma de repetición que dispara seis mil rondas por minuto al detectar la sonrisa del piloto.