Un nuevo estudio a cargo de un equipo internacional, encontró el sitio exacto del cerebro donde se originan los sentimientos que experimentamos cuando estamos enamorados.

El área donde se ubica el amor está vinculada al lugar donde se origina el deseo sexual, pero ambos están separados, según los científicos de la Universidad de Concordia, en Canadá.

Los estudios del cerebro ya han demostrado que las emociones humanas se originan en el llamado sistema límbico, un conjunto de estructuras importantes que incluyen el hipocampo y la amígdala, entre otras.

En esta zona se controlan una serie de funciones que incluyen las emociones, la conducta, la atención, el estado de ánimo, la memoria, el placer y la adicción, etc.

Los resultados de los estudios revelaron que dos estructuras del cerebro en particular, la ínsula y el núcleo estriado, eran las responsables tanto del deseo sexual como del amor.

La ínsula es una porción de la corteza cerebral que está plegada en una zona entre el lóbulo temporal y lóbulo frontal, mientras que el núcleo estriado está localizada cerca, en el cerebro anterior, según inda el site de la BBC.

Los científicos observaron que tanto el amor como el deseo sexual activan diferentes áreas del núcleo estriado.

Algo que sorprendió a los investigadores fue encontrar que la zona del núcleo estriado que se activa con el amor también está asociada a la adicción a las drogas.