Onlyfans
El portal web cuanta con más de 60 millones de usuarios registrados. | Fuente: Onlyfans

La pandemia de la COVID-19 confinó a gran cantidad de personas a sus casas y muchos de ellos perdieron su empleo. Por lo mismo, muchas plataformas de internet empezaron a cobrar mayor relevancia dando una alternativa de generación de ingresos en línea. Y dentro de todas ellas, hay una en especial que se ha popularizado por sus contenidos: OnlyFans.

OnlyFans no nació en 2020, sino en 2016 en el Reino Unido. La compañía Fenix International Limited lo lanzó como una web (no app, no cuenta con ella hasta el momento) para artistas que publiquen contenido único para sus seguidores, los cuales debían pagar una suscripción semanal (ahora mensual) para poder acceder a ellas.

Uno de los casos más singulares de este tipo de contenido apto para todo el público es el de la estadounidense Kaylen Ward, quien con 20 años recaudó fondos para ayudar a los incendios forestales de Australia a principios de año.

Sin embargo, con el tiempo, el sitio se convirtió en una plataforma en la que cada vez más mujeres y hombres empezaban a compartir contenido de alto índice sexual, debido a que no cuenta con prohibiciones para este tipo de publicaciones como sí lo cuenta Instagram, convirtiendo a este tópico en casi una característica intrínseca de ella.

En diciembre de 2020, una vocera de OnlyFans le aseguró a The Guardian que había llegado a los 85 millones de usuarios registrados y 1 millón de creadores de contenido a nivel mundial, cuando en mayo solo poseía 24. Según afirma su director ejecutivo Tim Stokely “el sitio recibe alrededor de 200.000 nuevos usuarios cada 24 horas y de 7.000 a 8.000 nuevos creadores que se unen cada día”. 

El portal ha pagado 2 mil millones de dólares durante este año y creadores como Belle Delphine han llegado a ganar más de 1 millón de dólares mensualmente

¿Cómo funciona?

Para ingresar a la red social, el usuario crea una cuenta, la cual es gratuita, pero para suscribirte se paga una cantidad que va desde los 5 hasta los 50 dólares mensuales, monto que dependerá de cada creador de contenido. Asimismo, el usuario podrá hacer peticiones a ellos pagando propinas extras. La plataforma retiene el 20% de lo recaudado.

Onlyfans no tiene niveles y solo hay un precio de suscripción: todos los suscriptores tendrán los beneficios que pone el creador de contenido. En otras plataformas como Patreon, las suscripciones son por niveles, cada uno con mayores recompensas a mayor costo económico.

Por otro lado, OnlyFans te cobra justo cuando te suscribes a una página y se renueva automáticamente exactamente 30 días después. Patreon le cobrará el primer día del mes sin importar el día en que se unió a la página de alguien y el creador puede optar por cobrarle justo cuando se registre o hasta el primer día del próximo mes.

OnlyFans
La página de registro. | Fuente: OnlyFans

El contenido para adultos y cómo las celebridades han opacado al resto de trabajadoras

Como se mencionaba líneas arriba, la plataforma ha cobrado gran notoriedad debido a sus políticas de no prohibir contenido para adultos, convirtiéndose en uno de los principales (por no decir el más significativo) diferenciales que existe en ella.

Este tipo de publicaciones ha sido impulsado por una gran cantidad de chicas (en su mayoría anónimas) que se han visto motivadas por distintas razones: desde el empoderamiento hacia la persona hasta la necesidad.

La usuaria @cutebutlakra comentó a RPP Noticias sus motivos para iniciar una cuenta en esta plataforma: “Desde siempre me he tomado fotos desnuda, es algo que particularmente me gusta y disfruto bastante. Me hace sentir mejor conmigo misma. Tras una estafa, empecé a buscar plataformas en donde podía tener ventas más seguras y llegué a OnlyFans. Investigué primero sobre las reglas de esta plataforma, los beneficios que me brindaba y acepté todo, pues lo vi bastante justo y seguro”.

“Al subir mi contenido ahí me ponen una marca de agua (sale mi nombre de usuario) y en cualquier caso vea este contenido en otras páginas puedo reclamar/denunciar. Respecto a los pagos, OnlyFans se queda con el 20% lo cual incluye la seguridad del pago de los suscriptores como el pago a los creadores de contenido”, relata al medio.

Ella se considera una trabajadora sexual: “Si bien una trabajadora sexual puede ser una prostituta -la cual tiene contacto físico con los clientes- también puede ser una cam girl model quien solo ofrece un servicio sexual en línea sin contacto físico”.

Por fortuna, asegura que no ha sido víctima de acoso o abuso y teme más del pirateo de su contenido: “El riesgo y que de hecho suele pasar es que este suscriptor pase este contenido a más personas no respetando mi voluntad ni las reglas de Onlyfans, es decir, sin mi consentimiento. Es súper difícil de controlarlo y a veces frustrante saber que lo hacen, pero es el riesgo de tener una cuenta”.

En torno a las ganancias, comenta que “no es su única fuente de ingreso, pero, si asi fuera, podría vivir cómodamente con ello”.

Por otro lado, otra joven peruana creadora de contenido (que prefirió mantenerse en el anonimato), comentó sus propias razones para ello: “Nunca tuve tabúes acerca de los desnudos y, bueno, tenía mucha curiosidad en cómo eso se convertiría en una forma de ingreso. Así que tuve uno por un mes (mera curiosidad) y, para mi sorpresa, se puede ganar muchísimo dinero depende del contenido y la interacción que generes”.

Ella no se considera una trabajadora sexual: "Respeto mucho a las trabajadoras sexuales y el temple que deben tener. Pero hay muchísimo más que subir unos “nudes”; las sex workers invierten y producen contenido de calidad que creo es lo principal para convertirse en una”.

Lastimosamente en su caso, el acoso está presente. “La mayoría de usuarios creen que pueden enviarte fotos de sus partes íntimas sin tu consentimiento. Inclusive insistían en tener sexo por dinero. La insistencia se convierte en acoso y es a veces muy difícil de controlar. Para mi hay mucho riesgo en ella y me encantaría que también las chicas sobre todo piensen en los riesgos antes de crearse una cuenta”.

La masividad que ha logrado OnlyFans ha hecho que celebridades lleguen a la plataforma, convirtiéndose en un gran problema para el resto de usuarias.

El caso más significativo recae en el de Bella Thorne, ex actriz de Disney que ahora contenido para mayores de edad. Ella inició la controversia con el resto de creadoras luego de poner a la venta imágenes de “desnudos” por 200 dólares, recaudando hasta millones de dólares para “fotografías que podían ver en su Instagram”, de acuerdo con los enfadados seguidores que pidieron devolución del dinero.

OnlyFans puso un límite de 100 dólares para cada propina o contenido de pago. Antes, los creadores podían cobrar la cantidad que quisieran. Para ese entonces, Bella Thorne ya había conseguido más de dos millones de dólares en solo una semana, además de 50 mil seguidores.

"Bella Thorne no tiene derecho a hablar por nosotros y nunca podría conocer los desafíos que enfrentamos todos los días", le dijo a la BBC Stephanie Michelle, una cosplayer profesional que vive en Los Ángeles, luego de enterarse que Thorne iba a reunirse con los directivos del portal para discutir los límites de precios, mientras que las creadoras de contenidos tradicionales habían sido ignoradas por meses por la plataforma.

Este contexto también ha ocasionado un éxodo masivo de muchas de ellas. Rolling Stone reportó ya en mayo que una gran cantidad de mujeres estaban eliminado su cuenta en el sitio debido a que no estaban siendo consideradas debido a la llegada de celebridades.

“Es una realidad común que las trabajadoras sexuales popularizan las plataformas solo para luego ser expulsadas cuando las plataformas alcanzan un nivel de popularidad masiva”, explicó la educadora sexual Mistress Eva al medio Morbo.

OnlyFans, con la llegada de personajes populares que monetizan gracias al contenido sugerente, mas no completamente sexual, está replanteando sus políticas, incluso poniendo más trabas al contenido original que lo volvió popular. Y las creadorass de contenido que, aunque no tengan miles de seguidores, logran generar ingresos gracias a sus fotografías y videos, están siendo las más afectadas.

"Muchos de los grandes creadores tienen precios más bajos porque tienen muchos suscriptores, pero la mayoría de los creadores pequeños dependen de un número limitado de suscriptores leales. Es posible que solo vendan un par de videos al mes, pero por un valor suficiente para salvar vidas", le dice Erika Heidewald, actriz y música de Los Ángeles, a BBC.

El debate está en manos de OnlyFans. Por una parte, se debe eliminar el contenido de menores de edad de esta plataforma y, por otra, las trabajadoras sexuales anónimas exigen el reconocimiento hacia ellas, las personas que hicieron popular al portal. 

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: