Foto: Difusi
La empresa automotriz Ford presentó el primer cinturón de seguridad inflable que combina los beneficios de los cinturones tradicionales y las bolsas de aire, con el fin de ofrecer un nivel más alto de protección para los pasajeros.

Este cinturón estará presente en la Ford Explorer 2010 para Estados Unidos, y se espera que esta opción llegue a otros vehículos y a otros países en los próximos meses. Los cinturones, que se situarán en los asientos traseros, se inflaran en 40 milisegundos al momento del impacto, cubriendo cinco veces la superficie de un cinturón tradicional.

A diferencia del resto de las bolsas de aire, las utilizadas en los cinturones de Ford utilizan gas comprimido en lugar de cargas explosivas, esto ayuda a que no exista riesgo de quemaduras o peligrosas reacciones químicas.