El desarrollo de la tecnología y los ordenadores propició también la aparición de los hackers. De acuerdo con el Instituto Ponemon (Estados Unidos),  los ladrones cibernéticos tuvieron éxito al exponer la información personal de 110 millones de estadounidenses en el 2014.

Asimismo, estrellas de cine y hasta la empresa Sony fueron víctimas de los hackers, quienes no duraron en  ventilar información privada y confidencial de los afectados. Por ello es importante tomar medidas de seguridad que protejan nuestros datos almacenados en la red.

En ese contexto, un 28 de enero se firmó el Convenio 108 en Europa, el cual brindaba herramientas y pactaba la protección de los individuos en lo que al tratamiento automatizado de datos de carácter personal se refiere. A partir de entonces se instauró el Día Internacional de la Protección de Datos Personales para sensibilizar a los ciudadanos sobre la seguridad de su información personal en la red.

Esta iniciativa, lanzada en el año 2006, impulsada en un inicio por la Comisión Europea, el Consejo de Europa y las autoridades de Protección de Datos de los estados miembros de la Unión Europea, se viene difundiendo por un sinnúmero de autoridades y diferentes asociaciones de protección de datos alrededor del mundo.