Alrededor de la Tierra hay todo un basurero de decenas y decenas de satélites obsoletos y por eso, descartados por sus propietarios. Si bien los objetos deambulan sin ninguna orientación, inevitablemente en cualquier momento podrían caer contra nuestro planeta.

Ahora, la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de los Estados Unidos (DARPA, por sus siglas en inglés) señaló que muchos de los componentes de estos satélites aún son útiles y para aprovecharlos, prepara una interesante propuesta.

DARPA espera reciclar en el mismo espacio los dispositivos que aún tengan utilidad a través del programa Phoenix. De esta manera, se producirán nuevos satélites a partir de los desechados.

Para cumplir con la iniciativa se emplearán robots especializados en operaciones quirúrgicas a distancia y sistemas de cámaras. Así se desarrollarán unos robots-técnicos especializados, operados desde la Tierra, que serán capaces de crear “satlets” o pequeños mini-satélites para nuevas misiones.