Bored & Hungry
El restaurante tiene su sede en California. | Fuente: Twitter (@EdibleNft)

Un restaurante en Estados Unidos ha tenido que cambiar su política de criptomonedas luego de que el mercado cayera súbitamente durante las últimas semanas.

Bored & Hungry, un restaurante nacido en Long Beach, California, se había hecho mundialmente popular luego de que anunciara que aceptaría ethereum y apecoin como una forma de masificar las criptomonedas. Sin embargo, un reporte actual señala que este objetivo está pausado.

El criptorestaurante que no aceptar criptomonedas

De acuerdo con Los Angeles Times, el establecimiento, adornado con imágenes de NFT como los Bored Ape, ya no estaba aceptando ninguna criptodivisa.

En la nota, un periodista del medio acude al lugar y se lleva la sorpresa que solo aceptaban dólares. Nunca se dio respuesta si es que era un cambio reciente y si iba a ser temporal.

Afortunadamente para la hamburguesería, parece que la mayoría de sus clientes son indiferentes a su relación con las criptomonedas. Muchos de los clientes con los que habló el reportero no sabían mucho sobre las criptomonedas: estaban allí principalmente por la comida (hamburguesas veganas y no veganas, papas fritas y refrescos, entre otras ofertas).

Caída del valor

Aunque no hay un argumento preciso para este cambio, cae por su propio peso el saber que el valor de las criptomonedas ha descendido fuertemente en los últimos años.

El ethereum, una de las monedas utilizadas en las transacciones de la hamburguesería, llegó a tocar los 890 dólares solo hace algunos días, a un precio muy distante de su pico máximo de 4 mil dólares. Actualmente se cotiza en 1200 dólares.

Los mercados de criptomonedas, también llamados exchange, están despidiendo en conjunto a unos 1700 empleados solo en junio, mes donde el valor de las monedas virtuales ha caído al peor en casi dos años.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.