Luego que se dé a conocer la triste noticia del fallecimiento del genio de Apple, Steve Jobs, pasajes desconocidos y oscuros de su vida han salido a la luz.

James Altucher, amigo cercano de Jobs con quien convivió durante el año 1989,  describió  al presidente ejecutivo de Apple como una persona atractiva, un nerd y roquero empedernido que fue capaz de convencer a los directores de la escuela en la que estudiaba de comprar un lote de computadoras NeXT.

Según Altucher, el multimillonario empresario no fue a la universidad. Aparentemente solo fue al Colegio Reed durante un semestre y después lo abandonó.

Por increíble que parezca, Jobs  no dona a la caridad. Y es que cuando Steve se convirtió en el presidente ejecutivo de Apple, terminó con todos los programas de filantropía.

Asimismo, negó la paternidad de su primer hijo asegurando que era estéril. Sin embargo, trascendió que maduró y aceptó su rol de padre. Por ello, bautizó con el nombre de su hija a la Apple III.

Sus padres no estuvieron listos para criar a un hijo y lo entregaron en adopción poniendo como requisito que lo adopte una pareja educada con grado universitario.

También mintió a Steve Wozniak cuando Jobs creó Breakout para Atari.  Él recibió la suma de 5 mil dólares de la empresa, sin embargo, Steve le dijo a  Wozniak  que Atari le había dado únicamente 700 dólares, por lo que dio 350 dólares.