Carga inalámrica
De acuerdo con el país asiático, su uso puede acarrear problemas de salud e infraestructura nacional. | Fuente: Unsplash

China ha causado polémica al anunciar que limitará la venta de cargadores inalámbricos a solo unidades que ofrezcan 50W en todo el país.

En un contexto en el que empresas como Xiaomi ya están lanzando dispositivos con carga rápida a 120W, el país asiático deja claro que este tipo de potencias podría llevar a la interferencia de otras ondas electromagnéticas.

A través de un informe publicado por el Ministerio de Industria e Información Tecnológica, esta medida se tomará también para ordenar el uso del espectro de radio para este tipo de dispositivos de carga inalámbrica y evitar interferencias dañinas, incluso para la salud.

El borrador, llamado ‘Disposiciones provisionales sobre la gestión por radio de equipos de carga inalámbrica (transmisión de energía) (Proyecto de Comentarios)', señala que el exceso de potencia también puede causar riesgos en aviación y la observación astronómica.

Una piedra en el zapato

La mayoría de cargadores inalámbricos del mundo se realizan en China y, una limitación dentro del país, también significaría una limitación fuera de él.

Por lo menos, habrá un plazo para replantear todo este formato, ya que el informe busca que esto se ponga en práctica a partir del 1 de enero de 2022.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.