Sede central de Huawei en Shenzhen, China
Sede central de Huawei en Shenzhen, China | Fuente: Huawei

Los tiempos para Huawei ya comienzan a jugar en contra. El 14 de setiembre TSMC dejará de producir los Kirin 9000, la nueva serie de procesadores que esperamos en equipos como el Mate 40, y eso retrasaría su posición en el mercado de alta gama en smartphones. Esto, sumado a la imposibilidad de usar la versión de Android desarrollada por Google en nuevos terminales construidos tras el bloqueo, ha provocado ciertas medidas que Richard Yu, CEO de la división de Negocios y Consumo en Huawei, anunciará este 10 de setiembre durante el HDC 2020.

Huawei enfrenta el momento más difícil del 2020
Huawei enfrenta el momento más difícil del 2020 | Fuente: RPP

De acuerdo con QQ, la versión 2.0 de Harmony OS estará enfocada a impulsar el ecosistema de tabletas, relojes, computadoras, dispositivos IoT y los largamente rumorados teléfonos con este sistema. Hasta el momento, la gigante asiática ha lanzado al mercado una serie de celulares basados en EMUI, una variante de Android Open Source Project que añade servicios Huawei en reemplazo de los de Google.

Tras la presentación oficial de Harmony OS en China durante 2019, se anunció que los primeros equipos en contar con esta innovación sería las pantallas inteligentes de Huawei y Honor. Tras casi un año de ese anuncio, el ecosistema no ha logrado despegar como propuesta fuera de Asia.

Richard Yu ha señalado que este ecosistema se convertirá en un sistema operativo global en el futuro, pero que la llegada de smartphones con esta nueva versión de Harmony OS sucederá en 2021.

Kirin 9000, el último gran procesador desarrollado por Huawei

Kirin 9000: el último de su dinastía
Kirin 9000: el último de su dinastía | Fuente: Columbia Pictures

El otro gran asunto por resolver, de acuerdo con las declaraciones de Richard Yu, es el de los procesadores Kirin. El ejecutivo ha confirmado la presencia de la serie 9000 en los nuevos Mate 40, pese al veto impuesto por el gobierno de Trump a TSMC para hacer negocios con la gigante china.

"Lamentablemente la segunda ronda de sanciones en los Estados Unidos provocó que nuestro proveedor de procesadores solo podía construirlos hasta antes del 15 de septiembre, y la producción terminará el 15 de septiembre. Así que este año puede ser el último de nuestros chips de gama alta Huawei Kirin, agotando la última generación”, mencionó Yu al medio.

La última solicitud de procesadores se realizó el 15 de mayo de 2020, de acuerdo con el presidente de TSMC, Lui Deyin. La necesidad de un proveedor de chipsets capaz de cumplir con las especificaciones técnicas desarrolladas por Huawei podría abrir la puerta a negociaciones con Mediatek y con Samsung, marca responsable de los procesadores Exynos incluidos en el Note 20 Ultra.

HMS ya tiene 700 millones de usuarios

Según cifras compartidas por la compañía, los servicios móviles de Huawei (HMS por sus siglas en inglés) ya cuenta con 700 millones de usuarios activos al mes en todo el mundo y ha logrado una base de 1,6 millones de desarrolladores. Hasta el momento, las aplicaciones compartidas en AppGallery superan las 81 mil, aunque las conectadas a HMS apenas superan las 60 mil.

En esta nueva versión 5.0, HMS busca añadir otras áreas para la inclusión de herramientas propias en el desarrollo de aplicaciones como la Inteligencia Artificial, “Smart Device” y capacidades pensadas en la nube.

El siguiente paso de Huawei para asegurar su independencia de componentes estadounidenses es generar sus propios procesadores, añadir los servicios de Huawei y dotar a Harmony OS del arsenal pensado para EMUI en un momento, como el acceso a Huawei Cloud y los algoritmos de Inteligencia Artificial.

En este primer trimestre del 2020, HMS incrementó su presencia en teléfonos en 25% y los desarrolladores registrados ya superan los 1,4 millones a nivel mundial. Con el escenario tan adverso, Huawei ha comenzado a pisar el acelerador para lograr la estabilidad.