NIUSGEEK está en Nueva York un año más para conocer al nuevo miembro de la familia “Galaxy Note”, un formato que ha sabido fidelizar a una gran cantidad de usuarios con un formato de mucho poder en concepto. Hemos tenido la oportunidad de estar el año pasado en esta misma ciudad, y hoy ya tenemos a mano al Galaxy Note 10 y 10+.

Especificaciones de ambos modelos:

Diseño por encima de todo

Vemos un equipo realmente bonito, con esquinas más rectas que el S10 de inicios de año. Samsung ha logrado mantener un poco del Note 9 en ambos modelos: el tamaño de pantalla en el Note 10 y las dimensiones del equipo en el Note 10+.

Uno de los detalles dignos de mencionar es la simplificación de botones en esta nueva generación. El borde derecho está limpio de hardware, mientras que a la izquierda se alojan los botones de volumen y bloqueo, el mismo que funciona como lanzador de Bixby, el asistente de la compañía.

La pantalla varía en ambos modelos, tanto en tamaño como en resolución. En el caso del modelo “de entrada” cuenta con un panel AMOLED FullHD+ de 6,3 pulgadas, mientras que el hermano mayor llega a las 6,8 y una resolución QuadHD+, además de contar con compatibilidad con HDR10+, un estándar de color realmente alto.

Además de la tecnología implementada en la pantalla para el mayor detalle, este nuevo teléfono ha sido certificado con dos opciones muy interesantes: Certificación UL, un desarrollo que ya lleva poco más de un año, en donde las pantallas de Samsung cuentan con una resistencia mayor a caídas y climas adversos. La otra es una certificación TÜV (Technischer Überwachungs-Verein) respecto a la mitigación del color azul del panel y reducir el daño ocular que este tipo de paneles provoca a largo plazo.

Un S-Pen revitalizado

Desde hace unos años, viene a mi mente una frase sobre la línea Note: “Los equipos más poderosos no llevan un lápiz integrado, y los equipos que llevan un lápiz integrado no son tan poderosos”. En el caso de esta nueva generación de S-Pen, Samsung revitaliza las condiciones que ofrece: más autonomía fuera del equipo y control gestual sobre varias opciones.

Ahora, y gracias a un renovado sistema, podemos usar el S-Pen como control remoto para cambiar contenido rápidamente o acercar ciertas partes de un contenido. Además, estas opciones son “customizables” y pueden ajustarse de manera personal. Para una mejor experiencia, Samsung ha liberado el SDK de esta innovación a desarrolladores durante el evento.

La autonomía del S-Pen le permite una jornada de uso de hasta 10 horas, sin necesidad de cargar el equipo en la cavidad de la base del teléfono. Dependiendo del diseño, el color del S-Pen cambia.

Apuntando a los creadores de contenido con realidad aumentada

Samsung ha levantado la valla con la suite para creadores de contenido. Ya teníamos una integración con Instagram, pero los coreanos van más allá con su editor nativo de video. Esta nueva función permite hacer cortes rápidos en edición para publicación en redes sociales.

Una de las novedades en el equipo es la inclusión de herramientas de realidad aumentada, que ahora pueden ser añadidas en video en tiempo real. Samsung lo llama “AR Doodle” y permite añadir elementos de realidad aumentada sobre videos y “trackear” automáticamente a personas en movimiento.

Además, ONE UI incorpora un capturador de pantalla nativo que permite incluir un avatar del usuario para mostrarlo en la toma. Este sistema permite el uso de las herramientas del S-Pen para detalles gráficos sobre el video que estamos creando. Si vas a grabar el tutorial de una aplicación, podrás resaltar con trazos y gráficos tu explicación.

Un equipo de otros ojos

En el caso de las cámaras, Samsung dota de distintas condiciones a los equipos. Por un lado, solo el Note 10+ añade un sistema ToF junto al sistema triple de lentes: 12MP de principal, 12MP de telefoto a 2X de zoom y un angular de 16MP.

El cambio significativo es el lente delantero bajo el modo “Infinite O” de pantalla, un panel agujereado al medio que resulta más tolerable que un notch completo. De acuerdo con Samsung, este tipo de tecnología es muy difícil de desarrollar a la perfección, pero han logrado eliminar el reflejo de los LEDs del panel sobre el lente, además de acomodar más componentes en menos espacio.

Poder y autonomía

Esta nueva generación de Note 10 cuenta con mayor niel de autonomía respecto a generaciones anteriores, y cada configuración responde a ese setup. En el caso del Note 10, Samsung le asigna 3500 mAh para su pantalla FullHD+, lo que ya permite un nivel de carga aceptable para el día. EN el cas del Note 10 Plus, la medida sube hasta los 4300 mAh, y se le asigna más RAM y capacidad de disco, además del panel QuadHD+

En el caso del proceso y el almacenamiento, el modelo Note 10 lleva 8GB de RAM y una capacidad interna de 256GB, mientras que el modelo más caro lleva 12Gb de RAM y capacidades de 256GB, 512GB y un TB.

Para el enfriamiento de la unidad, Samsung mejora su sistema de cámara de vapor. Este método, presente desde el S7, genera un microciclo de vapor en una fina tubería debajo de la tapa trasera. En software, los surcoreanos añaden un “Game Booster” basado en inteligencia artificial, que entenderá las preferencias del usuario en base al juego. Además, se anunció el modo “Galaxy Link”, que le permite incorporar periféricos al equipo.

Lo mismo de siempre está bien

Audio AKG, sistema de carga reversible, protección IP68 y los atributos clásicos de un smartphone de gama alta están incluidos es esta versión. No hay duda de que hay un esmero en Samsung por mantener vivo el interés del usuario en una categoría en la que, básicamente, compite solo.

Hay una verdad absoluta respecto a la historia del Note. Samsung ha sabido capitalizar al máximo una tendencia que satisface rendimiento, diseño y autonomía con cada producto presentado en esta línea. No hay otro equipo poderoso que integre un lápiz, y no hay un equipo con lápiz que sea más poderoso. Ya espero tenerlo en manos para la prueba.

¿Qué opinas?