Elon Musk y una conducta inusual.
Elon Musk y una conducta inusual. | Fuente: Composición con una foto de AFP

Elon Musk es la persona más rica del mundo e indudablemente una de las figuras más influyentes en Twitter, la red social que está en proceso de comprar.

Durante años, Elon Musk ha transmitido memes, insultos a políticos, ideas locas, recomendaciones para comprar la ahora caída Dogecoin, posible fraude en la bolsa de valores a sus ahora más de 100 millones de seguidores

Pero Elon Musk no tuitea desde el 21 de junio, cuando acusó a la compañía de telecomunicaciones Dish de querer sabotear el internet satelital de SpaceX.

Es raro que Elon Musk no publique nada Twitter por más de una semana. Incluso en junio de 2020, cuando anunció que tomaría “un descanso” de Twitter tras el nacimiento de su hijo X AE A-XII, solo se alejó cuatro días.

Días difíciles para Elon Musk

Aún no se finiquita la compra de Twitter, por la que Elon Musk ofreció 44 mil millones de dólares. Musk ha buscado una rebaja al considerar de que Twitter “tiene muchos bots”. De retroceder en la compra, el multimillonario tendría que pagar la friolera de US$ 1,000 millones de compensación.

Tesla, la compañía de autos eléctricos de Elon Musk, empezó recientemente una poda, reconociendo que sus fábricas “pierden millones”. El multimillonario además pidió congelar las contrataciones al tener un “mal presentimiento sobre la economía mundial”.

Desde SpaceX, un grupo de trabajadores pidió que la compañía deslinde completamente de la figura pública de Elon Musk al considerar que su comportamiento errático, particularmente en Twitter, era una “distracción y vergüenza”. Los trabajadores detrás de esta iniciativa fueron despedidos.