'Perrovaca' fue dada de alta, pero ahora deberá andar con una silla de ruedas

"Tiene hipotiroidismo, sobrepeso, artrosis, cáncer… En verdad es complejo, pero también tiene mucho amor y mucha gente que la quiere. Las buenas vibras alrededor de ella la están sacando adelante”, contó el veterinario Pancho Cavero sobre la mascota no oficial de San Marcos.

La perrita se encuentra con una collarín y silla de ruedas actualmente | Fuente: Facebook

Desde hace unas semanas, la Federación Universitaria de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (FUSM), junto con estudiantes de todas las facultades, se unieron para apoyar a “Perrovaca”, la mascota más querida de dicha casa de estudios. “Olga”, nombre oficial del can, fue víctima de su sobrepeso, causándole en una caída el dislocamiento de rodillas y caderas.

Tras la mediatización del caso, la Clínica Veterinaria Pancho Cavero acogió a la mascota y prometió correr con los gastos para la recuperación de su salud. El primer diagnóstico fue clave: Perrovaca tiene una luxación de cadera, espondilosis, un problema en las rodillas, además de tumores. Antes de las operaciones destinadas, el médico veterinario Francisco “Pancho” Cavero, conductor de 'Veterinaria Capital', reafirmó que debe bajar de peso para que pueda seguir correctamente el tratamiento.

Sin embargo, y a pesar de que esto se está logrando, la salud del can aún es inestable. Hasta el día 13 de marzo, las masas tumorales hicieron que Olga tenga días llenos de dolor, tanto así que hasta Pancho Cavero pensó el caso más extremo: “El día de ayer estuvo con muchísimo dolor y pensé que podía tener hasta con una metástasis en la médula. Hablamos de hacerla descansar”, contó a RPP.

En las últimas horas, se ha viralizado la imagen de Perrovaca visitando nuevamente las instalaciones de San Marcos, aunque con un detalle en particular: tiene una silla de ruedas. Pancho comenta que esta medida ha revitalizado las energías de la perrita: “Le pusimos la silla de ruedas y ¡booom! Se reactivó y fue todo un acontecimiento”.

Por supuesto, el tratamiento debe seguir, y aunque la primera impresión con la silla de ruedas haya sido buena, se debe tener mucho cuidado con su salud. “Tiene hipotiroidismo, tiene sobrepeso, tiene artrosis, tiene cáncer… En verdad es complejo, pero también tiene mucho amor y mucha gente que la quiere. Las buenas vibras alrededor de ella la están sacando adelante”, afirmó Cavero.

El gran peso de "Perrovaca" se debe a que suele dormir y recorrer el comedor universitario durante el día. Dentro de la universidad, existe la tradición de conocerla y darle de comer, por lo que los nuevos ingresantes -los llamados cachimbos- suelen alimentarla con parte de sus almuerzos y cenas. Este comportamiento a lo largo de los años, sumado a la falta de un dueño en específico que vele por su cuidado, ha acarreado en obesidad.

Miles de estudiante sanmarquinos se encuentran expectante ante el caso y desean, de todo corazón, que la mascota más querida la Universidad Nacional Mayor de San Marcos regrese a sus instalaciones y vuelva alegrar el día a día de todos los visitantes de la casa de estudios.

¿Qué opinas?