Los GIFs dejaron de ser esas figuras pesadas de la primera era de Internet, para convertirse en la respuesta precisa a un comentario en redes sociales. Ya sea recogido de una película, una serie o un video aficionado, un GIF animado ayuda a responder más allá de las palabras.

¿Qué tan viejo es el GIF?

El Formato de Intercambio de Gráficos – o GIF, con sus siglas en inglés – es un formato gráfico que perite una secuencia de imágenes en un archivo de menor tamaño. De hecho, ocupa solo el 5% de lo que ocuparía un video mp4 con esas características. Hoy se ha posicionado como un recurso eficaz en la difusión de noticias a través de redes sociales, y como parte de esta tendencia a crear memes y contenido único en las interacciones.

El 15 de junio de 1987, CompuService, el primer servicio comercial en línea importante en los Estados Unidos presentó el formato de intercambio de gráficos (GIF). De acuerdo con un artículo reciente del Daily Dot, el primer GIF mostraba un avión. Ahora, 25 años después, Internet aún no tiene suficientes GIF. Durante los primeros años del nuevo milenio, la tecnología Flash reemplazaba a los GIFs como archivos gráficos ligeros, pero luego de que el iPhone y los dispositivos móviles dejaron de ser compatibles con este tipo de secuencias, el GIF se impuso como solución.

¿Dónde consigo GIFs?

Hay varias comunidades en línea que alojan GIFs de manera específica. Uno de los más populares, sin duda, es GIPHY. Este servicio, fundado en febrero del 2013, es una gran base de datos que es usada por millones de usuarios para buscar GIFs animados de distinta naturaleza. De hecho, cuenta con acuerdos comerciales con más de 200 empresas, entre las que destacan Disney, Pepsi, Calvin Klein y otras. Además, y según su propia estadística, atrae a 250 millones de usuarios activos al mes.

Este servicio cuenta con una suite de creación de GIFs animados desde una porción de video, o desde una secuencia de fotos basadas en una acción corta. Para completar la experiencia, la comunidad de GIPHY desarrolla temáticas por popularidad, fecha o noticias de interés.

¿Cómo creo mi GIF?

Una opción muy sencilla es Make a Gif, una suite que permite crear estas animaciones desde fuentes que ya están alojadas en Interent. SI deseas obtener un GIF desde un post de Facebook, o un video de YouTube, este servicio es muy sencillo de usar.

En este caso, podemos obtener diferentes fuentes para convertir un GIF. En la pantalla principal tenemos las opciones de convertir un GIF desde una foto, un video de YouTube, un post de Facebook, un video desde PC o subir un propio GIF. Sin embargo, sobre esa opción, hay una barra de búsqueda que nos ayuda a encontrar diferentes fuentes que podremos convertir a GIF en la misma plataforma.

Para este tutorial, vamos a escoger un video de YouTube. Al ingresar a esta opción, debemos pegar la dirección URL del video que queremos convertir. Una vez que ya escogimos el video, se abrirá una pantalla de edición.

Debajo del video, vemos el selector de calidad. Si queremos una calidad mejor, tendremos que obtener el paquete premium de uso, que también podrá remover el sello de agua en cada GIF que hagamos en la plataforma. Debajo hay dos reglas: una que determina el tiempo de inicio de la captura del GIF (por ejemplo, si nuestro video dura 5:36 y el momento que buscamos está en el 2:35, debemos mover el cursor hasta el 2:35) y una segunda regla que nos da la duración del GIF. Debajo de ambas aparece una regla para establecer la velocidad de la animación.

A la izquierda podemos añadir un texto, el que podemos mover libremente sobre la pantalla final y cambiar el color y el tamaño. Además, podemos decorar el producto final con un sticker, que podemos importar desde una selección categorizada de pequeñas animaciones. Para darle mayor impacto, tenemos un efecto tipo “Ping Pong”, que genera un loop de ida y vuelta con la imagen. Una vez que terminamos la edición, vamos a publicar en la pestaña siguiente.

Para poder publicar nuestra creación, la siguiente pantalla nos solicitará un título, una categoría del GIF y una etiqueta que será usada por el buscador. Además, podemos incluir una advertencia de contenido para adultos. El proceso de conversión demorará en función del tamaño del video y de la calidad del GIF. Podemos descargarlo, añadirlo a un site o compartirlo en redes sociales.

¿Qué opinas?