Colegio cancela clases virtuales por incidente en grupo de teleconferencia | Fuente: Unsplash | Fotógrafo: Annie Spratt

En las últimas semanas, los sistemas de video conferencia o llamadas grupales han cobrado vigencia, gracias al proceso de cuarentena decretado en varios países del mundo. Sin embargo, muy pocos conocen los protocolos de seguridad al generar un vínculo o administrar el acceso de las personas invitadas a una reunión, y esto ya ha generado un problema grave en Noruega.

De acuerdo con NRK Reports, un colegio tuvo que cerrar una sesión habilitada en Whereby, una aplicación que permite video reuniones en sesiones pequeñas, luego de que un hombre “adivinara” el vínculo a una clase online en la que recibían clases tres niños de nueve años y transmitiera su desnudez usando una webcam.

Según algunos de los padres consultados por el medio noruego, el sujeto aparecía acostado en una cama, exponiendo sus partes íntimas y tocándose mientras les hablaba a los niños presentes, quienes inmediatamente a los padres en casa.

“Mi niña tiene nueve años, y esto le ha provocado un shock. Es una experiencia que no deseamos para nuestros hijos”, señaló uno de los padres entrevistados.

Luego del incidente, el colegio decidió rescindir el contrato con el servicio de reuniones online, y ha solicitado una investigación para dar con las causas del hecho, además de encontrar al perturbado sujeto.

La Jefa de Producto y tecnología de Whereby, Ingrid Ødegaard, se comunicó con el medio para ofrecer disculpas por el hecho e intentar explicar lo ocurrido: “Lamentablemente, hay malos usuarios que buscan enlaces, o intentan alterar algunos que ya hemos registrado para acceder a reuniones. Alentamos a todos los que experimentan estas situaciones a que se contacten con nosotros para actuar rápidamente”.

Whereby integra herramientas de administración a los docentes, quienes pueden bloquear usuarios e impedir conexiones desde ciertas IP. Además, el sistema solo permite el ingreso de menores de 16 años, pues los mayores interactúan en otras plataformas sociales más populares para sus trabajos. El medio TechCrunch ya había reportado casos similares en Webex y Zoom, entornos que no contaban con un mayor control de contraseñas y medidas de seguridad.