US-THE-2022-MET-GALA-CELEBRATING-
Elon Musk mantiene posición dominante en el acuerdo con Twitter | Fuente: AFP | Fotógrafo: DIMITRIOS KAMBOURIS

La adquisición de Twitter por parte de Elon Musk no está asegurada, y esto pone los nervios de punta a Wall Street. Las acciones de la red social tienden a la baja desde el anuncio, y esto podría provocar un movimiento inusual en la adquisición. Elon Musk tiene todo para reducir el precio final de Twitter.

Una publicación de Hindenburg Research evalúa los elementos alrededor de esta fusión entre dos empresas creadas por Elon Musk y Twitter, y determina que hay un riesgo clave en este proceso: un retiro de intención de compra.

“Como resultado de estos desarrollos creemos que, si la oferta de Elon Musk desapareciera mañana, la equidad de Twitter caería en un 50% desde los niveles actuales. En consecuencia, vemos un riesgo significativo de que el precio de la operación sea más bajo”, señalaron como parte del análisis.

Esto se debería, principalmente, a tres factores que perjudican la posición dominante de Twitter en la negociación: uno, el desplome del valor de Twitter en el compuesto NASQAD, precio calculado sumando el valor de más de 5 000 empresas y que, actualmente, es uno de los índices bursátiles de mayor confianza en Estados Unidos.

En esa valoración, Twitter se desploma en un 17,6% desde el primer anuncio de Musk al comprar el 9,2% de las acciones de la empresa. Hoy, las acciones de Twitter evidencian una tendencia a la baja desde el 25 de abril, el día en que se acepta la oferta y se firma el primer acuerdo de fusión con X Holding I y II, desde los 51,70 hasta los 48,13 dólares este lunes.

NASQAD de Twitter
NASQAD de Twitter | Fuente: Hindenburg Research

Los pobres resultados de Twitter

Gran parte de los problemas de Twitter para mantener posición dominante en esta negociación es el débil resultado obtenido en el Q1 del 2022, tres días después de haber anunciado el acuerdo con Musk.

En ese reporte, la red social no solo reportó una reducción en los ingresos, sino también un incremento exagerado en usuarios activos de 1,9 millones de perfiles. Esa imprecisión no es una novedad en los reportes de resultados en Twitter, que suele estar infestada de bots.

Mil millones de dólares por no comprar

En este caso, el acuerdo entre ambas partes establece una penalidad de mil millones de dólares ante el retiro de la propuesta en el caso de Musk, o de aceptar una propuesta diferente en el caso de Twitter.

Sin embargo, la analista señala que Musk ya anunció que retirará el capital usado en la adquisición del 9,2% de acciones si el acuerdo no se logra a favor del empresario, un monto valorado en 2,89 mil millones de dólares basado en el cierre del día del anuncio.

El desagregado en el financiamiento de Musk para adquirir Twitter
El desagregado en el financiamiento de Musk para adquirir Twitter | Fuente: Cowen

Este monto supera por mucho la penalidad que Musk debe pagar si retira la oferta, pero un precio que podría provocar un cisma mayor en Twitter y que debilitaría aun más la retención de inversionistas frente a un eventual retiro del acuerdo.

El único candado que Twitter tiene sobre Musk es la cláusula de “desempeño específico” dentro del acuerdo de fusión con X Holding I y II, con el que la red social podría obligar a cerrar el trato a Musk siempre que tenga el financiamiento disponible. Hasta ahora, el empresario busca financiar la adquisición.

“Según el banco de inversiones Cowen, el acuerdo actual para Twitter prevé un compromiso de capital de $20,100 millones de Musk y $7,100 millones de otros inversionistas, mientras que los $19,250 millones restantes se financiarán mediante deuda”, destaca el reporte.

La tranquilidad para Tesla

El otro cuadro que podría alentar esta retirada estratégica es el impacto de esta acción en Tesla, una de las “cajas chicas” de Musk en este apalancamiento de capital. Esta propuesta monetaria ha provocado que Elon Musk haya convertido en capital millones de acciones de Tesla, una jugada que impactó negativamente en el valor de la firma.

Si Musk retira la oferta, puede volver a centrarse en Tesla tras adquirir Twitter a un monto menor.

En corto, le resultaría más rentable a Elon Musk retirar la oferta pagando una penalidad de mil millones de dólares, revertir el acuerdo para la adquisición del 9,2% de acciones y, con eso, esperar a que la capitalización de la empresa siga con esa franca tendencia a la baja para proponer un precio menor al pactado por 44 mil millones de dólares.

“Hasta la fecha, creemos que Twitter se ha quedado corto en la gestión del equilibrio ciertamente difícil entre la seguridad del usuario y ser un foro abierto y confiable para diversas ideas”, menciona el informe de Hindenburg. “En general, apoyamos los esfuerzos de Musk para hacer que Twitter sea privado y vemos una posibilidad significativa de que el acuerdo se cierre a un precio más bajo”.