La BlizzCon 2015, evento que reunió a seguidores de los juegos de Blizzard en todo el mundo, fue escenario para que cientos de cosplayers vistan y exhiban su trabajo.

Las franquicias WarCraft, StarCraft, Diablo y la recientemente añadida Overwatch cobraron vida gracias a entusiastas asistentes.

Aquellos que pusieron más esfuerzo en sus atuendos se aventuraron en participar del concurso oficial de disfraces del evento, donde el ganador se llevó US$ 2500 y el honor de ser incluido de alguna forma en uno de los tantos juegos de la compañía.

Sepa más: