Una cabina de Internet borró accidentalmente el juego que un niño llevaba desarrollando durante un año

El mundo de los videojuegos tiene historias humanas muy intensas. Esto le tocó vivir a Muhammad Thaqif, un niño malayo de 12 años que desarrolló un juego de zombies en un cibercafé porque no tenía una PC en casa.

Las cabinas de Internet son esenciales para las personas que no cuentan con una PC en casa | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: enviromantic

A todos nos ha ocurrido el borrado accidental de un trabajo importante. Esa sensación de impotencia, rabia y pánico se apodera rápidamente de quien haya pasado por una pérdida de información y de tiempo invertido en la tarea. Muchas veces, la tarea avanzada es irrecuperable, y el trabajo de horas o días debe volver a empezar de cero. Sin embargo, perder el trabajo avanzado de un año debe ser una situación desesperante, sobre todo para un niño de 12 años.

En Malasia, la industria del videojuego es importante para el gobierno | Fuente: RPP

Muhammad Thaqif es un niño malayo que invirtió casi un año en crear un juego de zombies que pensaba vender a un ringgit (81 céntimos de sol o 24 centavos de dólar). El gran reto que debió enfrentar Muhammad es crear este juego desde una cabina de internet, pues no tenía una PC en casa en donde pudiera desarrollar esta actividad. En setiembre, posteó en un grupo de Facebook llamado “PC Gaming Community Malasya”, en donde mencionó que estaba trabajando en un FPS (“first person shooter” es un estilo de juego en donde sólo se ve la mano del jugador en pantalla), y que pensaba venderlo apenas lo tuviera finalizado.

En octubre, posteó que el juego había sido borrado.

Los dueños del cibercafé creyeron que la carpeta en donde Thaqif guardaba su trabajo era un virus. El staff del negocio decidió borrar la carpeta completa. Debido a que el niño no tenía una PC en casa, tampoco tenía un soporte externo para almacenar su avance. En el post de octubre, Muhammad compartió su tristeza y pidió sugerencias a los participantes sobre laptops que costaran menos de 100 dólares.

El caso de Muhammad Thaqif se viralizó en redes, y una publicación de 10 mil retweets llegó a Syed Saddiq, actual Ministro de Juventud y Deportes en el gobierno malayo. Convocó al pequeño a una reunión, y destacó la necesidad de tener más niños cómo el en la región, y que su determinación fue brillante. Saddiq comentó que la industria “gaming” llegará a un valor de 5400 millones de dólares para el 2021, y el plan del gobierno de Malasia es posicionar al país como un referente en ese mercado. De hecho, Malasia va ganando prestigio en la región de Asia en juegos de estrategia como Dota2.Con esta exposición, Thaqif comenzó a recibir donaciones para comprar su primera PC en casa, y recibió la ayuda de un imam de la zona para financiar su proyecto.

Luego de este encuentro con el ministro, el negocio de café pudo recuperar el juego borrado.

¿Qué opinas?