Si creíste que "The Spoils of the War" fue el mejor capítulo de la séptima temporada de Game of Thrones, parece que la serie de HBO nos seguirá sorprendiendo, pues "Eastwatch" nos dejó muchas revelaciones que irán armando el rompecabezas final para el cierre de temporada (dentro de dos episodios).

ALERTA SPOILER

(NO LEAS MÁS SI NO HAS VISTO EL EPISODIO... TE LO ADVERTIMOS)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de la parrillada de Drogon masacre del ejército Lannister, era incierto el destino de Jaime al ser lanzado al río por Bronn, segundos antes de ser achicharrado incinerado por el engreído de Daenerys. Por eso, el episodio comienza cuando es salvado por el mercenario y sacado del agua aún con vida.

El pequeño Lannister, Tyrion, entra en conflictos internos al ver derrotado al ejército de su familia y el enorme poder de la Reina de los Dragones (pues claro, puede tomar King's Landing mañana mismo si le diera la gana). La última de los Targaryen reúne a lo que queda del enemigo y les ofrece unirse a ella, o morir a la parrilla quemados por su dragón. 

Todos ven a Drogon y no la piensan dos veces, menos Lord Tarly (el padre maligno de Samwell) quien se niega. Daenerys respeta su decisión de pagar su honor con la vida, pero lo condena a muerte. Su hijo el hermano bonito de Samwell, Dickon, también se ofrece a morir con él. Tyrion no quiere eso, pero la Rompedora de Cadenas ya les dio a elegir y sin 'dracarys' que valga, los deja reducidos a cenizas. Todo el ejército Lannister se arrodiila y nada obligados se unen a ella.

En King's Landing, Jaime regresa y le advierte a su hermana que Cersei es de temer, que no juegue con fuego (literal) y que es imposible ganarles; pero la reina de Westeros está "borrachita de poder" (con voz de Isaac Humala), y asegura que pelearán pues no piensan pedir la paz. Después de eso, Jaime le transmite la confesión de Olenna Tyrell antes de morir: ella mató a Joffrey. La reina lamenta con rabia no haberla matado con dolor.

 

En Dragonstone, Daenerys Targaryen regresa a bordo de su lanzafuegos con alas y aterriza en las narices de Jon Snow. Con miedo, 'Dani' mira cómo Drogon se acerca al exbastardo Rey del Norte y éste demuestra que tiene bien puestos lo que ponen las gallinas, acariciándolo sin temor. Daenerys no lo puede creer, y por un momento hasta se ve que lo mira con admiración, pero el momento romántico se va al tacho cuando ella pregunta si son bellos y él le dice que son más feos que el Perro son una bestias impresionantes, ella lo mira con cara de #ConMisHijosNoTeMetas estupor y le dice que no son bestias sino sus hijos, y él trata de arreglarla con un "pero no puedo negar que son bellos". Un poco tarde, Jon.

La Rompedora de Cadenas conversa con Jon sobre la forma que tienen ambos en común de ayudar a su pueblo. Además, intenta sacarle información sobre su resurrección, luego de que Sir Davos metiera la pata hablara de más. Pero son interrumpidos con la llegada de Sir Jorah friendzone Mormont, quien ha vuelto tras descubrir la cura para la psoriagris. La reina lo recibe con emoción para friendzonearlo más aún demostrarle el enorme aprecio que le tiene.

 

En Winterfell, el niño emo Bran Stark utiliza a los cuervos para ir Más allá del Muro y observa al enorme Ejército de la Noche, liderado por el Darth Maul albino Rey de la Noche, quienes se acercan a Eastwatch. El joven Stark decide enviar cuervos a Ciudadela Antigua y a Jon para advertirles.

En la Ciudadela Antigua, los maestres hacen hora conversan sobre importantes temas, cuando son interrumpidos por el mensaje. El archimaestre les relata lo contado por Bran Stark y aparece Samwell para ratificar lo que dice. Los maestres no le creen, y solo lo pasean le prometen que intentarán pedir más detalles, aunque están convencidos de que es una estrategia de Daenerys para desabastecer a King's Landing de su ejército y atacar la capital.

Volviendo a Dragonstone, Jon lee el cuevo de su hermano y decide partir a Winterfell. Daenerys le dice que no tiene ejército para combatir pero él necesita estar con los suyos. Así es que Tyrion, que metió la pata con Casterly Rock idea un plan que podría poner a Cersei de su parte: llevarle un White Walker vivo (bueno, no vivo, sino 'no tan muerto') para que existan pruebas del peligro que se acerca a Westeros.

En un acto de Daenerys hazme caso valentía, Jorah Mormont se ofrece a capturar uno. Jon decide hacer lo mismo. Pero todos se preguntan, ¿cómo Cersei aceptaría ese trato?, entonces Tyrion que ya estaba pasando piola con la reina se ofrece convencer a Jaime de que hable con Cersei, siendo infiltrado en King's Landing por Sir Davos.

 

Regresando a Winterfell, Sansa otra borrachita de poder recibe las quejas de los Señores del Valle, quienes aseguran que pelearon por ella y que el Rey del Norte debería estar en el Norte. Ella solo dice que deben creer en la decisión que tomó su Rey. Arya la mira de lejos, y luego conversa con ella, increpándole que no defendiera a su hermano de los insultos. En ese momento, la niña que no es nadie joven Stark descubre que su hermana tiene pensamientos de hacerse con el reinado de Winterfell, aunque ésta dice que no pero su rostro hace sospechar.

En King's Landing, Tyrion es infiltrado y consigue una audiencia con Jaime por cortesía de Bronn. El Comandante de la Guardia Real no está nada contento con su presencia, pero su pequeño hermano logra convencerlo de decirle a Cersei que acepte una audiencia con la Reina de los Dragones.

Sir Davos, por su parte, decide ir en busca de Gendry (el bastardo de Robert Baratheon) para unirlo al ejército de Jon pues es conocido su talento como herrero, ya que es necesario que alguien forje las espadas de vidriagón para enfrentar a los White Walkers. El joven nisiquiera escucha la explicación del excontrabandista y acepta de inmediato.

 

Jaime conversa con Cersei y le explica el plan de su pequeño hermano. La reina no lo toma nada a bien, pero está dispuesta a aceptar para sacar provecho más adelante. Sabe que puede perder la guerra con Daenerys y una alianza para luego traicionarla es su mejor opción. Después de eso, le confiesa a Jaime que está embarazada y que le dirá a todos que el hijo es de él. Ambos se abrazan cariñosamente hasta que Cersei le lanza una nada sutil frase de amor advertencia: "Jamás vuelvas a traicionarme".

Sir Davos regresa a Dragonstone a la velocidad de la luz para encontrarse con Jon y presentarle a Gendry. El encuentro de ambos jóvenes es grato, y recuerdan las hazañas de sus padres en el campo de batalla para derrocar al Rey Loco. El joven herrero le pide unirse a su mancha de locos equipo que irá tras la caza de un White Walker.

La despedida de Daenerys y Jorah Mormont es tierna, pero el viejo ándalo mira con cierta rivalidad a Jon Snow, pues siente que lo volverán a friendzonear podría ser el nuevo interés amoroso de la Targaryen.

 

En la Ciudadela Antigua, Samwell cumple la aburrida labor encomendada por el archimaestre de transcribir viejos libros, cuando Gilly le empieza a contar lo que descubrió en un libro escrito por un maestre muy viejo. Y es aquí donde el momento clave del episodio ocurre: la pareja de Samwell le pregunta que es una anulación (algo así como un divorcio) y lee que un tal "Reegar" anuló su matrimonio para casarse con otra mujer. Armando el rompecabezas: "Reegar" es Rhaegar Targaryen, la "otra mujer" es Lyanna Stark y Jon Snow es hijo de ambos... antes que te desmayes; sí, Jon es Targaryen, y es el sobrino de Daenerys (ahora entendemos por qué se llevó tan bien con su cachorrito dragón).

Arya hace gala de sus dotes de espía y con mucho sigilo vigila a Littlefinger, quien hace lo que mejor sabe hacer: maletear a forro conseguir información y manipular personas. Baelish llega a su recámara y recibe un pergamino con un mensaje que "es la única copia en Winterfell", lo guarda y se va. La 'niña que es nadie' se escabulle y después de una intensa búsqueda, encuentra el mensaje: no dice nada claro, pero da a entender que Sansa intenta acusar a alguien de "atentar contra el trono". ¿Será a Jon? Al irse, Arya no nota la presencia de Littlefinger quien la ve escondido a un lado. ¿Habrá 'sembrado' a Arya para crear enemistad entre las hermanas Stark?

Jon Snow regresa al Muro, donde se reencuentra con Tormund Brienne ámame que me vas a perder Matagigantes para contarle su plan. Tormund le cuenta que hay otros más que quieren unirse, y así aparecen en una celda Sandor Clegane, Thoros de Myr y Beric Dondarrion, quienes desean lo mismo. Aunque el grupo no se lleva muy bien, deciden ir Más allá del Muro y el episodio termina con Jon mirando a su Suicide Squad equipo de hombres, quienes cumplirán la loca misión de capturar a un White Walker para que Daenerys y Cersei vean el inminente peligro que se acerca.