La carne de pollo se diferencia de otras carnes por su contenido vitamínico destacándose la presencia de ácido fólico y vitamina B3 o niacina, además de ser una fuente muy rica de fósforo y potasio.

La ventaja del fósforo es que facilita la absorción de calcio lo que ayuda a prevenir indirectamente la osteoporosis. Mientras que el potasio disminuye los problemas de calambre y contrarresta los niveles de sodio, cuyo exceso condiciona la hipertensión arterial, dijo Nancy García Prettel, nutricionista del Ministerio de Salud.

Otra gran ventaja de esta carne es ser versátil, razón por la cual puede ser utilizada en una gran variedad de comidas como sopas, entradas, segundos y sándwich; y lo podemos emplear en recetas muy variadas que van desde las tradicionales hasta las más sofisticadas, indicó la nutricionista.

Manifestó que el arroz con pollo posee un alto aporte energético proporcionado por el arroz que se complementa con las proteínas que tiene el pollo y la presencia de verduras que acompañan esta comida como por ejemplo la zanahoria y alverjas.

Resaltó que el contenido nutricional de esta carne varía según las piezas del pollo, por ello recomendó el consumo de pechuga porque tiene mayor contenido de proteínas en relación al muslo y pierna que contienen mayor cantidad de grasa.

El arroz con pollo es una comida ideal sobre todo cuando hay un alto desgaste energético, además de ser de fácil preparación, tiene una larga duración y es fácil de transportar por lo que es ideal para llevarla a paseos o excursiones, puntualizó.