La fiebre es una elevación de la temperatura corporal que expresa la reacción de nuestro organismo ante una probable infección.

La temperatura normal varía según el lugar del cuerpo en el que se tome, y hablamos de fiebre si en el caso de la axila es superior a 37,2-37,5 grados centígrados, y medio grado más si se mide en el recto.  

En un artículo elaborado por el portal especializado en salud Infosalus.com, recoge las sugerencias de médicos de familia, en la que dan recomendaciones para bajar la calentura sin necesidad de acudir a un centro hospitalario.

Sin embargo, los especialistas recuerdan que la fiebre es un síntoma, no una enfermedad. De allí que solo un médico pueda recetar un antibiótico si es necesario o determinar si estamos frente a un cuadro clínico más grave.

En la galería de fotos que aparece arriba de la nota se resumen las sugerencias para cuando la temperatura corporal es superior a los 38 grados y cómo bajarla al nivel normal.

Sepa más: