pokémon go
Muchos han cumplido el sueño de ser maestros Pokémon. | Fuente: EFE

Pokémon Go no deja a nadie indiferente. Miles de peruanos ya descargaron la aplicación, y recorren el campo y las ciudades en búsqueda de sus pokemones favoritos. Sin embargo, también se han dejado oír críticas a la fiebre Pokémon. Hilble Essenwanger (especialista en diseño de videojuegos - Toulouse Lautrec), Ismelda Rodríguez (psicóloga de Cedro) y José Saavedra (cirujano de cabeza y cuello) analizan desde distintos ángulos este nuevo fenómeno.

Un juego revolucionario. Para Hilble, se trata de un juego que ha cambiado los esquemas de lo que ya conocíamos. “Es la primera vez que un juego de realidad aumentada tiene tanto éxito. Es una propuesta simple: atrapar pokemones con tu celular, en donde sea que estés.” Essenwanger también resalta las cualidades positivas del juego. “Beneficia la salud porque te obliga a salir a caminar, conversas y socializas con los demás, se forja una sensación de comunidad.”

Pokémon Go ha cambiado nuestro concepto de juego de video
Pokémon Go ha cambiado nuestro concepto de juego de video | Fuente: EFE

Problemas de adicción. Por otro lado, la psicóloga Ismelda Rodríguez advierte la posibilidad de desarrollar adicción al juego. “Puede suceder que las personas se enfrasquen demasiado en el juego y descuiden otros aspectos de su vida, como los estudios, el trabajo o la comunicación con su familia. Asimismo, se ha visto casos de personas que desarrollan estrés frente a los videojuegos. Experimentan ansiedad por jugar y subir de nivel, en este caso por atrapar más pokemones, entrenarlos y hacer que evolucionen.”

Se puede desarrollar adicción al juego
Se puede desarrollar adicción al juego | Fuente: rincondeseth.blogspot.pe

Síndrome del cuello roto. Asimismo, el doctor José Saavedra advierte sobre un peligro menos conocido: el síndrome de cuello roto. “Estar mucho tiempo viendo el teléfono en una misma posición puede traer problemas de salud. El síndrome del cuello roto hace referencia a los dolores intensos que se desarrollan en el cuello, hombros y espalda. Si es muy intenso, el dolor puede impedir incluso movernos y caminar.” Frente a este posible escenario, el doctor Saavedra recomienda tomar duchas de agua caliente durante 7 minutos; si el dolor es muy intenso, también podemos aplicarnos compresas frías en el cuello.

Sepa más: