Edward Gaming recinto deportivo
Así lucirá el imponente estadio de esports que está creando Edward Gaming. | Fuente: Twitter (EDG_Edward)

China es uno de los mercados más importantes para todos los videojuegos en general y los esports, deportes electrónicos, también han encontrado la meca para su formación tanto en habilidad como en infraestructura.

Por lo mismo, y con el creciente número de fanáticos en todo el país, los equipos de uno de los videojuegos más famosos del mundo, League of Legends, están creando sus propios recintos deportivos, tal como sucede en el fútbol.

Deportes electrónicos comportándose como tradicionales

El caso más significativo ha sido anunciado recientemente. Edward Gaming (EDG), campeón mundial de League of Legends en el 2021, reveló sus planes de creación de su propio recinto deportivo.

El llamado Shanghái International NCC&E (New Cultural and Creative Esports) Center se construirá sobre la ciudad homónima y espera tener dos edificios para los aficionados.

El Super E-Sport será sede para competencias internacionales no solo del propio equipo, sino también para alquilar a otros. Su capacidad será de 3 mil asistentes.

Por otro lado, el Super-Show será el campo de localía de EDG, donde jugará semanalmente la liga nacional de League of Legends (LPL) como local. El complejo, en total, tendrá 50 mil metros cuadrados y requerirá de una inversión de mil millones de dólares, con plazo 2025.

Pero el campeón mundial solo es uno de los casos. Otro equipo tradicional en el país, RNG mantiene sus instalaciones en Pekín para jugar la LPL.

El lugar, céntrico y con acceso facilitado gracias a una cercana estación del tren, mantiene un centro para fanáticos y un gran escenario para que los atletas puedan llevar a cabo los enfrentamientos en las computadoras.

LGD, por su parte, juega en la llamada “ciudad de los esports” Hangzhou, al este del país. Aquí existe un enorme complejo dedicado a estos videojuegos, el cual está siendo utilizado por la organización para sus encuentros.

¿Son necesarios?

La pasión por los videojuegos ha ido creciendo, con fanáticos dispuestos a ver a sus equipos favoritos presencialmente.

Si bien es cierto, las transmisiones por internet popularizaron a los esports, cada vez es más común ver torneos presenciales con gran cantidad de público.

En el caso específico de League of Legends, sus campeonatos mundiales se han jugado en distintos países del mundo como la propia China, Estados Unidos o Corea del Sur y sus finales han recaído en estadios de fútbol, por lo que crear sus propias plazas no es descabellado.

En el caso de China, la afición está al tanto de sus equipos. Por ejemplo, cuando EDG ganó el mundial de League of Legends en 2021, los jóvenes hinchas del equipo salieron a las calles a celebrar el triunfo, causando incluso desmanes en ciertos lugares del país.

 

La pasión de los esports no solo radica en Asia. Por ejemplo, en Brasil, una gran hinchada esperó al equipo de PaiN Gaming a minutos de disputarse la gran final de League of Legends en el país en Sao Paulo,.

Claro está, no todos los países podrán tener la suerte de que sus equipos tengan su propio estadio. Los esports aún está en crecimiento, por lo que pasará mucho para que este fórmula se pueda reproducir en otros continentes y, más que nada, el dinero será un argumento sólido en su ejecución.  

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.