Numerosos estudios científicos avalan las bondades de beber vino con moderación y el fotógrafo brasilero Marcos Alberti captó como puede cambiar la cara de alguien tras unas copas.

El proyecto que empezó como una broma entre sus amigos, pero que luego evolucionó a esta serie de fotos. Su pasión por el vino y socializar fueron las principales motivaciones.

Sepa más:
¿Qué opinas?