Un albañil armado con una escopeta de caza mató hoy a tiros a cuatro personas en la provincia de Gerona (noreste de España), tras ser despedido por los propietarios de la empresa constructora en la que trabajaba.

El crimen múltiple ocurrió pasadas las 07:00 horas GMT, cuando el individuo se dirigió a un bar de la población La Canya y mató allí a tiros a dos personas, un padre y un hijo que se dedicaban a la construcción, precisaron los Mossos d"Esquadra (policía autónoma de la región de Cataluña).

A continuación, Pere Puig Puntí, de 57 años, acudió en un automóvil a una sucursal bancaria de la localidad vecina de Olot, donde apenas diez minutos después del primer crimen asesinó al director de la oficina y a una joven, que al parecer es una empleada.

Los hechos se desarrollaron de tal manera que, tras recibir el aviso del tiroteo en el bar, la Policía montó un dispositivo para detener al autor del crimen, pero ese despliegue no impidió que el agresor volviera a actuar en la oficina bancaria.

Sin embargo, la descripción de testigos presenciales, que facilitaron un retrato del autor del tiroteo y proporcionaron la matrícula del automóvil que conducía, permitió finalmente la detención del hombre cuando circulaba por Olot con su vehículo. EFE

Sepa más: