Foto referencial

Una niña nació con cuatro piernas y cuatro brazos en el país eurasiático de Azerbaiyán. Los médicos del Instituto de Investigación Científica de Pediatría realizaron una operación exitosa que salvó la vida del bebé.

Los científicos diagnosticaron una condición genética que afecta a uno de cada millón de niños. Se trata del fenómeno denominado como ‘heteropagus epigástrico’ donde un ‘feto parásito’ se ubica en el abdomen del niño.

El bebé se encuentra estable y se recupera en la incubadora. Por su parte, los médicos informaron que la operación fue complicada.

Cabe recordar el caso de un bebé paquistaní que nació con seis piernas donde los médicos vincularon la anomalía con su padre, quien trabajaba con un aparato de rayos x.