Captura Cizarremag.com

Si pensaba que los tatuajes y piercing son algo extremo, no conoce la nueva moda en Japón: los Bagelheads. Referida a “cabeza de bagel”, un tipo de pan en forma de rosquilla, la tendencia que llama la atención de los japoneses, en su mayoría jóvenes, es realmente algo para valientes.

La deformación adrede del rostro y otras partes del cuerpo consta de inyectarse agua salada. Luego de 24 horas recién es aliviada la inflamación ya que el cuerpo absorbe el líquido.

Tokio y Osaka son las ciudades en las que hay más adeptos a esta práctica que no es nueva. Según Abc.es, desde el 2008  los “Bagelheads” se reúnen en clubes donde se ayudan entre sí a inyectarse la solución salada en la cabeza, brazos, senos y glúteos.