MorgueFile

En otras latitudes las reglas de tránsito se respetan al pie de la letra. Madison Turner en Georgia, Estados Unidos, lo comprobó luego de recibir una multa por comer una hamburguesa mientras conducía.

Turner comía una Cuarto de Libra con queso cuando fue detenido por un policía y recibió la sanción. "El oficial me dijo que no estaba sobre el límite o conducía temerariamente", contó a 13 WMAZ.

La legislación de Georgia prohíbe cualquier tipo de distracción al manejar un vehículo, lo cual explica la multa.

"Antes he detenido a una mujer que no podía mantenerse en un carril. Estaba comiendo cereal mientras manejaba al trabajo", contó la sargento Stephanie Stallings.