morguelfile

Una norma obliga a las empresas a que midan la cintura de sus trabajadores mayores de 40 años para prevenir la obesidad en Japón.

La medida de esa parte del cuerpo no puede superar los 85 centímetros para los hombres y los 89,9 centímetros para las mujeres. Cuando se exceda esa talla, los empleadores deben reportarlo.

Las personas que presenten sobrespeso poseen hasta tres meses como límite para bajar esos kilos de exceso. En caso de que no logren el cometido, el Estado ordenará a que asistan a terapias obligatorias.

Al parecer, esta medida que rige desde el 2008, formar parte del temor de las autoridades en que las nuevas generaciones consuman dieta rica en grasas como en Occidente.