Referencial: RPP

Increíble pero cierto. Presa del descontrol y con muchas copas encima, un joven británico falleció tras beber un litro de vodka en cuatro segundos, según contaron testigos del deceso del muchacho.

Richard Davies es el nombre del joven protagonista de esta historia. Él y sus amigos estaban bebiendo en una discoteca, pero luego fueron expulsados del recinto. Ya en la calle, Davies empezó a “beber como loco”, según contó uno de los testigos en declaraciones que recogió el Daily Mail.

"Traté desesperadamente de salvarle la vida después de que lo encontrara inconsciente", explicó uno de sus compañeros a la prensa británica.

El cuerpo del joven fue hallado en medio de la pista sobre un charco de sangre. "Richard bebió un litro de vodka en cuatro segundos o menos", comentó el forense de turno, por lo que se deduce que su muerte se debió a la cantidad de alcohol que había en su sangre, que era seis veces más de lo permitido legalmente para conducir, lo suficiente como para padecer una intoxicación alcohólica aguda.