Captura: YouTube

Instinto maternal y amor puro, eso es lo que se aprecia en una grabación protagonizada por una perra de raza Golden Retriever que incursiona dentro de una piscina a la que se había metido su travieso cachorro.

La perra, en medio de su desesperación, ingresa rápidamente a la picina tras ver que su cría intentaba nadar en ella pese a que no sabía cómo hacerlo.

La madre llevó al cachorro hasta el borde de la piscina, donde el pequeño tuvo problemas para salir a la superficie. Fue entonces que la mamá salió de la piscina raudamente y sacó a su cachorro cogiéndolo por el lomo.

El video, que fue subido hace una semana al portal YouTube, ya ha sido reproducido más de un millón de veces, principalmente en Norteamérica y Oceanía.