Su nombre es "Monte Cristo" y es la "obra maestra" del prestigioso chef estadounidense Michael Voltaggio, sin embargo es una hamburguesa con una extraña combinación de ingredientes que la convierten en desafío no apto para cardiacos.

Monte Cristo está compuesta por un disco de carne picada, cubierto con queso gruyere fundido y trozos de jamón, dos muffins de vainilla y natilla, fritos y empolvados con azúcar impalpable. Como agregado, viene con una salsa de jarabe de arce.

En una entrevista a Los Angeles Times, Michael Voltaggio, dijo que "quería hacer una hamburguesa perfecta, sin importar si uno busca sabor salado o dulce".

La original hamburguesa será vendida a partir del 28 de enero, por edición limitada, en Umami Burger, una de las casas de comida rápida más populares de California.

Por cada combo que se venda, se donará un dólar a la campaña benéfica conocida como Misión Los Ángeles.